Ciudadanos de Concepción y autoridades acuerdan trabajo conjunto en defensa de la soberanía, la salud y el medioambiente

Decenas de pobladores de municipios de Concepción participaron del Seminario Interdistrital “Por la Soberanía Territorial, Alimentaria y Ambiental: Efectos de los Agrotóxicos en la Salud Humana”. El evento fue organizado por la Alianza por el Cumplimiento Local de Leyes Ambientales junto a otras organizaciones sociales y no gubernamentales, y contó con el apoyo de la Unión Europea.

Durante el evento expertos en la temática expusieron respecto al avance del modelo de agronegocios y sus consecuencias en la salud, el medioambiente y la sociedad; pobladores y autoridades acordaron líneas estratégicas de trabajo para lograr el cumplimiento de las leyes ambientales y garantizar un ambiente saludable.

Al iniciar el evento representantes de organizaciones campesinas de la zona expusieron respecto a la preocupación que los invade ante el avance de la sojización en el Departamento. Según señalaron este fenómeno es relativamente nuevo pero avanza con gran velocidad sobre los territorios campesinos al punto que ya existen comunidades que se encuentran rodeadas de sojales; la principal queja de los pobladores es el uso intensivo de agrotóxicos en dichas plantaciones y las consecuencias que estos venenos tienen en la población.

Abel Irala, investigador de BASE -IS, señaló que el avance del agronegocio deriva en la concentración y extranjerización del territorio nacional, mientras que la tierra destinada a la producción de alimentos por parte de los pequeños productores campesinos es cada vez menor generando graves problemas sociales y aumentando la dependencia alimentaria.

Las Doctoras Stella Benítez Leite y Susana Barreto presentaron sendas investigaciones respecto a los efectos que tienen los plaguicidas utilizados para la producción agrícola en los seres humanos.

Leite, pediatra e investigadora, expuso su trabajo investigativo que revela la relacion entre la exposición prolongada a plaguicidas y los daños al ADN en niños; según mencionó, estos daños al ADN pueden afectar incluso a tres generaciones de personas expuestas a los agrotóxicos que se utilizan en los campos de cultivos transgénicos, pudiendo causar cáncer, daños al sistema nervioso y malformaciones.

Por su parte la Dra Susana Barreto presentó un informe que revela que frutas y hortalizas importadas al Paraguay desde Argentina contienen restos de plaguicidas altamente peligrosos para la salud humana; la médica señaló que está información fue proveída por el propio Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Vegetal y de Semillas (SENAVE) pero que no fue correctamente transmitida al público. Barreto agregó que estos tóxicos llegan a la mesa de miles de personas y pidió a los pequeños productores tomar conciencia de la importancia de producir alimentos sanos para la población.

En la mesa de autoridades estuvieron presentes la Senadora Esperanza Martínez, Samuel González, Intendente de Arroyito, Vidal Argüello, Intendente de Yby Yau y Adriano Muñoz, Secretario de Agricultura de la Gobernación de Concepción. Durante su alocución la Senadora señaló que es imposible ocultar los daños que genera el modelo de agricultura extensiva y el uso de plaguicidas, ante esto propuso continuar impulsando el impuesto a la exportación de soja, como una forma de retribución del sector agroexportador a la sociedad debido al pasivo ambiental y social que causan, añadió que se encuentran estudiando la posibilidad de impulsar una ley para prohibir algunos de los plaguicidas más peligrosos que están vedados en otros países pero que son ampliamente utilizados en los campos paraguayos, también se comprometió a que su sector en el parlamento impulsará una campaña por el cumplimiento de las leyes ambientales vigentes ya que las normativas no son respetadas por los grandes productores de soja y otros cultivos transgénicos.

Los intendentes de Yby Yau y Arroyito concidieron en que el modelo de agricultura a gran escala con uso indiscriminado de agroquímicos es una realidad que afecta fuertemente a sus poblaciones y al medioambiente. Ante esta realidad señalaron la necesidad de brindar apoyo, desde los gobiernos locales y departamentales a la agricultura familiar campesina, y fortalecer los mecanismos de control para el cumplimiento de las normativas ambientales vigentes.

Finalmente los pobladores de la zona manifestaron la intención de mantener una coordinación permanente con las autoridades en todos los niveles de gobierno a fin de impulsar una agenda conjunta de lucha en defensa del medioambiente.

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario