“Con su lucha, el campesinado mostró a la sociedad paraguaya la necesidad de cambios profundos”

carpas

Este miércoles se hace el conversatorio “Las experiencias de construcción de alternativas desde las comunidades campesinas”.

 

 

Asunción, 8 de mayo de 2017 (BASE IS) Este miércoles arranca el primero de los cinco encuentros previstos en los conversatorios “Construcción de alternativas 2017”, organizado por nuestra institución entre los meses de mayo y setiembre.

Esta semana el debate se centrará en los aportes del campesinado para la creación de nuevas o distintas sociedades.

Estarán como expositores Alicia Amarilla (Coordinadora de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras, Rurales e Indígenas -CONAMURI) y Ernesto Benítez (Coordinadora de Productores Agrarios de San Pedro Norte -CPA-SPN).

Para Alicia Amarilla, los principales elementos que se pueden rescatar de las comunidades campesinas son su visión sobre la producción y su cultura basada en la experiencia de vida y en la armonía con la naturaleza.

Esto y la autonomía económica, principalmente en su alimentación, hace posible que el campesinado resista permanentemente al modelo empresarial de Paraguay, explicó.

En medio de cada vez más concentración de semillas en pocas corporaciones, las experiencias de Semilla Róga (La casa de las semillas) de Conamuri se yerguen como alternativas efectivas desde 2010.

Se trata de bancos de reserva de semillas ecológicas campesinas e indígenas que la organización trabaja en los departamentos de Caaguazú, San Pedro, Itapúa, Misiones y Alto Paraná, para multiplicarlas en las comunidades.

Solamente en Caaguazú, específicamente en Santory, tienen más de 50 especies de semillas, dijo.

Otro ejemplo concreto de cómo el campesinado construye alternativas, dice Amarilla, es la experiencia de la yerba mate ecológica Oñoirû (Entre amigos), en el distrito de Edelira, departamento de Itapúa.

“Los comités que producen la yerba forman parte de comunidades antiguas, rodeadas de sojales transgénicos. Pero producen de acuerdo a la cultura campesina, reforestan montes en cada finca como forma de protección, producen ecológica y diversificadamente y comercializan sin intermediación de las grandes empresas yerbateras. Es una forma de resistencia”, dijo.

Ernesto Benítez ve que dos son los principales aportes del campesinado en el proceso de fundar alternativas, su histórico papel de producir alimentos para la sociedad, dentro de un relacionamiento respetuoso de la naturaleza.

Y su lucha y aporte en la concientización de la sociedad paraguaya en la necesidad de cambios profundos, principalmente a partir de la reivindicación de la reforma agraria.

El encuentro de este miércoles será a las 19 horas en el Archivo Nacional (Mcal. Estigarribia e Iturbe) y será de acceso libre y gratuito.

El ciclo de conversatorios “Construcción de alternativas 2017” está organizado por Base Investigaciones Sociales y tiene el apoyo de la Fundación Rosa Luxemburgo de Alemania.

FOTO: Cigarrapy


MÁS INFORMACIÓN:

Guillermo Ortega, al 021 451 217

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario