Denuncian nuevos casos de abuso de poder en el Norte.

Las Fuerzas de Tarea Conjunta involucradas en caso de tortura y amedrentamiento a pobladores de Arroyito.

Asunción, 10 de abril 2018 (BASE-IS) Los miembros del Núcleo 3 del asentamiento Arroyito emitieron un pronunciamiento en el que relatan un nuevo caso de tortura cometido por la FTC contra un poblador del asentamiento. Además en los últimos días helicópteros de guerra sobrevolaron la escuela de la comunidad causando temor en los niños que se encontraban asistiendo a clases.

Según la denuncia presentada por los vecinos, el día 2 de abril a las 19 horas Benicio Martinez, agricultor y miembro de la comunidad fue hasta su chacra ubicada a unos 1.300 metros de su vivienda para buscar una carpa, al retornar a su hogar fue interceptado por unos 15 agentes de las FTC quienes le propinaron golpes en los pies, la cabeza y la espalda. Los agentes también intentaron asfixiar a Martínez colocándole una bolsa de plástico en la cabeza, además lo sometieron durante cuatro horas a un interrogatorio ilegal durante el cual lo acusaron de formar parte del grupo armado “Ejército del Pueblo Paraguayo” que opera en la zona.

Los pobladores del Asentamiento calificaron el hecho como vandálico y como parte del terrorismo de Estado que opera en la zona, agregaron que no es la primera vez que las FTC actúan de esta manera generando miedo, zozobra y tensión en la población. Además pidieron la derogación de la llamada Ley de Militarización, que permite el uso de las Fuerzas Armadas en el orden interno del país debido a sus nulos éxitos y a los reiterados casos de violación de Derechos Humanos que han protagonizado los miembros de las fuerzas de seguridad en la zona norte del país.

Los miembros de la comunidad repudian la violencia instalada en la zona por la actuación de grupos armados irregulares y por las fuerzas estatales que actúan sin respetar los derechos humanos, agregan que esta violencia debe ser superada mediante una mayor presencia del Estado en el lugar para atender las necesidades de la población como salud, educación y apoyo a la producción campesina.

Escuela asediada.

El Servicio Paz y Justicia Paraguay señaló en una publicación que el pasado 6 de abril, entre las 10:00 y las 10:30 de la mañana, un helicóptero de la Fuerza de Tarea Conjunta sobrevoló el Colegio Técnico Agropecuario Augusto Roa Bastos, ubicado también en el Núcleo 3 de la localidad de Arroyito. El helicóptero se detuvo sobre el colegio para tirar volantes que hacen alusión a la búsqueda de miembros del EPP. Si bien es usual que vuelen helicópteros en la zona, en esta oportunidad estuvieron muy cerca, lo que generó una especie de pánico, sobre todo en los niños del 7mo. grado y a dos compañeras que cuentan con dificultades psicológicas ante ruidos muy fuertes, manifestaron.

“Nosotras estábamos afuera conteniendo a las compañeras, otro grupo estaba teniendo clases bajo un árbol, y vienen, se acercan más al techo del colegio, uno de ellos quita su mano y empieza a tirar un montón de papelitos. Estas compañeras no pueden oír ruidos fuertes, porque les atormenta, casi se volvieron locas, empezaron a gritar por el ruido exagerado del helicóptero y los niños del séptimo grado se asustaron todos según nos contó el profesor que estaba con ellos. Hubo una distracción tremenda” señaló una de las estudiantes citadas por SERPAJ cuya identidad se mantiene en reserva debido al temor a represalias que existe en la zona.

“A mí me indignó demasiado porque estábamos desarrollando nuestra clase, atropellaron nuestro derecho a estudiar en un ambiente pacífico y prácticamente estaban invadiendo una institución educativa, sin ningún aviso, sin ninguna autorización” indicó otro estudiante.

Respuestas de las FTC

Por su parte el Comando de Operaciones de Defensa Interna, emitió una nota desmintiendo las denuncias de los pobladores y aseguran que todas las acciones de las FTC se ajustan a las normativas legales vigentes. Además en el comunicado atacan al sacerdote Pablo Cáceres, religioso que acompaña permanentemente a los vecinos del asentamiento Arroyito, a quien acusan de intentar causar confusión, malestar e incertidumbre en la opinión pública.

Contexto

La primera ley presentada al Parlamento paraguayo por el actual presidente, Horacio Cartes, fue la modificación de la ley de “Defensa Nacional y Seguridad Interna” a través de la ley 5.036, que habilita la posibilidad de que las Fuerzas Armadas intervengan en delitos comunes internos en los Departamentos de Concepción, San Pedro y Amambay, reemplazando la función de la Policía Nacional

Las continuas violaciones de derechos humanos, los nulos resultados, y hechos de corrupción de la cúpula militar despertó un debate en la sociedad paraguaya, donde las personas de la región Norte del país coincidieron en que con la presencia de militares en sus comunidades se sienten más inseguras.
Todo el despliegue armamentístico, económico y de recursos humanos desde hace más de cinco años en dicha región se justifica con la presencia del denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP)

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario