Marcha campesina e indígena resiste y logra sus primeras reivindicaciones

Asunción, 28 de marzo 2019 (BASE-IS) La Plaza de Armas de Asunción se ha convertido en el espacio de lucha de miles de campesinos y campesinas que desde el pasado 26 de marzo empezaron a llegar a la capital convocados por la Coordinadora Nacional Intersectorial, agrupación que reúne a diversas organizaciones campesinas; en la misma plaza, desde hace meses, resisten comunidades campesinas que exigen la restitución de sus territorios ancestrales. El gobierno ha respondido con un despliegue policial aparatoso impidiendo que los manifestantes puedan marchar por las calles de la Capital, a pesar de esto empiezan a darse los primeros logros de la movilización.

Carpas, fogatas, mate, tereré, ollas populares, charlas y debates son las postales más repetidas en la Plaza de Armas, allí se conversa sobre la situación de los campesinos y campesinas, algunos agobiados por las deudas, otros por las facturas de la energía eléctrica, todos coinciden que la crisis en el campo se ha prolongado y profundizado durante los últimos años. Las amenazas de bancos y financieras de rematar las tierras de quienes no cubren sus deudas, la imposibilidad de acceder a nuevos créditos que permitan algún cultivo de renta y la falta de precios y mercados para la producción campesina son las historias recurrentes.

Con claridad los manifestantes y la dirección de la CNI ha manifestado que el modelo de país, el modelo de desarrollo que se impulsa en el campo es insostenible para las familias campesinas; el agronegocio ha arrastrado al borde de la pobreza y la marginación a quienes aún resisten en sus territorios, casi acorralados de sojales o enormes emprendimientos ganaderos. “Transformar esa realidad, atendiendo los problemas más urgentes de pobreza y miseria que vive el campesinado, y al mismo tiempo modificando las cuestiones estructurales” nos decía un dirigente de la CNI; la Coordinadora Intersectorial ha unido ambas aristas en un pliego de reclamos que incluye la atención a las necesidades más urgentes como la condonación de las deudas de los pequeños productores, la rebaja de la tarifa eléctrica y una pensión para los adultos mayores; con cuestiones más estructurales como el acceso a tierra y un programa de desarrollo y promoción de la agricultura familiar campesina.En medio del acoso policial se concretaron los primeros logros de la movilización, la apertura de una mesa de negociaciones con el gobierno, en la que son incluidos también miembros de los demás poderes del Estado, donde se empezó a hablar sobre la posibilidad real de atención a los problemas del campo. A la par en la Cámara de Diputados se aprobó la Ley de Defensa, Restauración y Promoción de la Agricultura Familiar Campesina, proyecto que la CNI había impulsado ya en movilizaciones anteriores, la propuesta cuenta con 35 artículos y establece la creación de un Viceministerio de la Agricultura Familiar Campesina así como diferentes mecanismos de apoyo a las familias campesinas en los ámbitos de acceso tierra, regularización de asentamientos, acceso a semillas, mercados y créditos.

Según señalaron los dirigentes este es un paso importante ya que permitirá abordar de forma mucho más especifica la problemática de los pequeños productores y atenderlos de manera directa contando con recursos necesarios. Mencionaron también que proteger la agricultura campesina es una cuestión fundamental en momentos en que el agronegocio está arrasando con el campo, ocupando más del 94% de las tierras cultivadas y arrinconando cada vez más a los pequeños productores.

Según datos del libro Mapeando el Agroengocio, la superficie ocupada por el agronegocio a nivel país supera las 5 millones de hectáreas, con un crecimiento del 118% en los últimos 15 años; mientras la agricultura campesina ocupa sólo 334 mil hectáreas, perdiendo el 33% de su territorio en el mismo periodo. La aprobación y aplicación correcta de la Ley queda en manos ahora del Poder Ejecutivo quién deberá promulgarla o vetarla en los próximos días.

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario