Organizaciones presentan agenda urgente para el próximo periodo de gobierno.

Exigencias en materia de ambiente y acceso a la tierra fueron presentadas a la sociedad y a candidatos.

 

Asunción, 5 de abril 2018 (BASE-IS) Organizaciones sociales y no gubernamentales que forman parte de la Plataforma Japoli, lanzaron una agenda urgente contra la desigualdad para el próximo periodo presidencial, entre otros puntos destacan los reclamos relativos a la calidad del medio ambiente, el acceso a la tierra y la producción campesina.

 

Producción y medioambiente

 

En materia de medioambiente las organizaciones reclaman el cese de la deforestación y protección de las fuentes de agua, y el acceso y producción de alimentos sanos, seguros y de calidad. Concretamente respecto al primer punto se plantea que el futuro gobierno debe adecuar la legislación y normativa vigente para proteger las reservas de bosques naturales en todo el territorio nacional, además de prevenir y sancionar delitos ambientales, aplicando el marco legal de protección a bosques y recursos hídricos. Como medida de urgencia se señala que quienes asuman cargos en el poder Ejecutivo y Legislativo deberían arbitrar los mecanismos para declarar una “pausa ambiental” que permita auditar todas las licencias y permisos de explotación forestal y desmonte emitidos en los últimos cinco años.

 

Respecto a este punto cabe señalar que durante el gobierno de Horacio Cartes Paraguay se ha colocado como el sexto país con mayor indice de deforestación a nivel mundial, llegando a acabar con 300 mil hectáreas de bosques por año; los planes del gobierno apuntaban a aumentar al menos en un 30% la tasa anual de deforestación, unas cien mil hectáreas más.

 

En cuanto a la producción de alimentos sanos la agenda de las organizaciones señala que para combatir la desigualdad es necesario que para el 2023, al menos 10% de la superficie agropecuaria total esté dedicada a la agricultura familiar campesina e indígena, con un enfoque agroecológico, acceso a tierra, créditos y semillas. Apuntan también que es indispensable mejorar la infraestructura para la comercialización de los productos de la agricultura campesina e indígena incluyendo caminos de todo tiempo, transporte público y mercados locales.

 

El cumplimiento de las normativas locales de zonificación y uso de suelo, y de la franja de protección frente a fumigaciones es otro de los reclamos fundamentales de la sociedad civil en materia de medio ambiente y producción de alimentos saludables.

 

Acceso a la tierra y al territorio

 

Las organizaciones señalan que es urgente garantizar el acceso de las familias campesinas e indígenas a la tierra y el territorio a fin de garantizar condiciones de vida digna para estas poblaciones y disminuir la desigualdad existente.

 

Según datos manejados por las organizaciones existirían unos trescientos mil campesinos sin tierras para producir. Ante esta realidad plantean que es necesario que al menos el 50% de las familias campesinas sin tierra accedan a fincas agrícolas rurales de 10 hectáreas o más, de forma equitativa entre mujeres y hombres, durante los próximos cinco años.

 

Otra exigencia en la materia es que los futuros gobernantes tomen las medidas y acciones necesarias por vías administrativa, judicial y legislativa para hacer efectiva la recuperación de las 8 millones de hectáreas de tierras malhabidas, que fueron entregadas a personas cercanas al régimen de Alfredo Stroessner durante la última dictadura militar.

 

El cese de los desalojos forzosos y violentos en territorios indígenas y ocupaciones campesinas y urbanas es otro punto de reclamo de las organizaciones de la plataforma. A esto añaden la necesidad de que el Estado paraguayo cumpla integralmente las tres sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que restituyen tierras a las comunidades indígenas Sawhoyamaxa, Yakye Axa y Xámok Kaksek, marcando un precedente para la gestión del territorio indígena.

 

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario