¡Por la condena!

Tribunal popular condenó al modelo de agronegocios

Asunción, 10 de junio 2019 (BASE-IS) En el marco del V Congreso Internacional de Salud Socioambiental celebrado recientemente en la ciudad de Rosario, Argentina, sesionó el Tribunal contra el Agronegocio. Durante el proceso expusieron 17 testigos que dieron cuenta de los impactos socioambientales del modelo, a partir de estos testimonios el Tribunal sentenció que el modelo de agronegocios es responsable de ecocidio y genocidio contra los pueblos originarios y comunidades campesinas.

El Tribunal estuvo presidido por el Dr. Carlos Matheu, integrante de la Red Latinoamericana del Ministerio Público Ambiental y contó con la participación de 7 comisionadas y comisionados de diferentes países del mundo expertos en la temática. Los testigos, provenientes de Ecuador, Perú, Paraguay, Bolivia y Argentina; dieron cuenta de los graves impactos del agronegocio contra la naturaleza y contra los pueblos, además expusieron respecto a experiencias de lucha y defensa de los territorios.

En su fallo los miembros del Tribunal señalan que “a lo largo de los testimonios evidenciamos que este modelo crea “regiones de sacrificio” para la expoliación de la naturaleza con graves consecuencias a los ecosistemas y a las comunidades, con el único fin de maximizar sus ganancias”. Según indicaron los testimonios confirman “la ejecución de un ecocidio en todos los territorios afectados donde la destrucción de ecosistemas, bosques, vida microbiana y toda la naturaleza por el avance de un modelo agrícola industrial depredador está amenazando la continuidad misma de la vida en la tierra”.

“Al mismo tiempo este modelo arrasador está violentando de manera dramática a los pueblos que habitan en los territorios que el agronegocio ha decidido convertir en territorios de sacrificio. Esta violencia contra los pueblos originarios y comunidades campesinas constituiría un genocidio” indica en otro punto el veredicto del Tribunal añadiendo que queda en evidencia que el modelo de los agronegocios es ilegal, “dado que implica la sistemática violación a los derechos humanos y de la naturaleza”.

Al momento de hacer referencia al caso específico de Paraguay el Tribunal señala que existen “Comunidades despojadas de sus tierras por inversionistas, muchos de ellos brasileños en Paraguay pusieron en evidencia la violencia del modelo que se extiende por toda América Latina. Se mostró como los intereses del agronegocio domina tanto a los gobiernos como a la justicia”. El testimonio sobre la situación en Paraguay estuvo a cargo de Pascual Figueredo, de la Organización de Lucha por la Tierra (OLT), quien expuso sobre el impacto del agronegocio sobre las comunidades campesinas y denunció la violencia ejercida contra estas poblaciones por parte de latifundistas y agentes estatales.

El Tribunal llamó a fortalecer las organizaciones y resistencias en los territorios apra hacer frente al avance del agronegocios, además instó a investigadores e investigadoras a que dirijan sus esfuerzos a la producción de conocimientos sobre la restauración ambiental causado por el modelo extractivista. Por otra parte denunció que los gobiernos favorecen al agronegocio y no cumplen con su obligación de precautelar los derechos de las personas y los pueblos.

Como comisionada por Paraguay estuvo presente Marielle Palau, socióloga, catedrática e investigadora, Directora de Base Investigaciones Sociales. Además formaron parte del colegiado Mary Murray, (Australia), Susana Ramírez (Perú), Carlos Manessi (Argentina), Carlos Vicente (Argentina) Cristina Arnulphi (Argentina), y Esperanza Martínez (Ecuador).

El Tribunal contra el Agronegocio tomá la experiencia del Juicio de los Pueblos contra Monsanto Bayer, impulsado por más de mil organizaciones sociales de todo el mundo y que se celebró en el año 2016 en la Ciudad de La Haya. El juicio emuló los mecanismos de la Corte Penal Internacional que tiene sede en esa ciudad y se declaró, a partir de testimonios de científicos, abogados y damnificados de todo el mundo, culpable de ecocidio a la multinacional, sentando un precedente histórico del concepto de afectación a la salud y el ambiente

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario