Presión fiscal al sector sojero fue sólo el 0,16% en 2018 

Asunción 21 de abril 2020 (BASE-IS) La necesidad de encontrar recursos para que el Estado pueda hacer frente a la emergencia sanitaria y a la crisis desatada por las medidas de aislamiento social que buscan contener la pandemia de coronavirus han llevado a plantear nuevamente medidas de justicia tributaria que permita al Estado paraguayo recaudar más y mejor. En este marco en las próximas semanas podría estudiarse nuevamente el impuesto a la exportación de soja en estado natural, así como gravámenes progresivos al tabaco y a las grandes fortunas. 

“El casi nulo aporte del sector sojero a las finanzas públicas es emblemático de la injusticia tributaria en el Paraguay (y la injusticia en general), que ya muchos sectores ciudadanos, empresariales o políticos lo expresaron. Hasta las Naciones Unidas, en un informe de la Relatora Especial sobre el Derecho a la Alimentación de 2017, recomendaron «promulgar una ley introduciendo impuestos sobre la exportación de granos, incluyendo la soja, ya que podría contribuir a aumentar el ingreso fiscal y por ende el gasto social»” señala Sarah Zevaco, economista e investigadora, en su artículo respecto a la nebulosa tributaria de la soja en el libro “Con la Soja al Cuello 2019”. 

El material afirma que el sector sojero, a pesar de ser uno de los de mayor dinamismo y tener amplios márgenes de ganancia, se ha negado sistemáticamente a aumentar su contribución fiscal, presionando a los agentes estatales cada vez que se pretendía instalar el gravamen durante, al menos, los últimos 10 años. Además, el sector sojero es uno de los que mayores privilegios estatales concentra: varias agroexportadoras fueron beneficiarias de la Ley de Inversión Extranjera que garantiza exenciones impositivas importantes; se benefician del precio subvencionado del combustible – uno de sus principales costos de producción – y reciben sumas multimillonarias de crédito fiscal en concepto de devolución del IVA; también, y a la par de estos privilegios, han desarrollado estrategias de elusión de impuestos. 

El artículo describe cuáles son los tributos pagados por las empresas sojeras, las conclusiones son una muestra acabada de la injusticia del régimen fiscal instalado en el país. El sector sojero, el de mayor ganancia en el país, aporta apenas el 1,6% de los impuestos recaudados, monto que alcanza apenas para cubrir el 7% del presupuesto del Ministerio de Salud; mientras la presión tributaria en general alcanza el 10%, la presión tributaria al sector sojero es de apenas el 0,16%. El artículo muestra que incluso aprobándose una tasa impositiva del 15% la exportación de granos en estado natural, el sector sojero continuaría teniendo una presión tributaria inferior al resto de los sectores económicos del país. 

Te invitamos a leer: La Nebulosa Tributaria de la soja 

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario