Balearon la casa del dirigente campesino Tomás Zayas, en Alto Paraná

En la madrugada de este viernes dispararon seis tiros de pistola 9 milímetros contra la vivienda del dirigente de la Asociación de Agricultores de Alto Paraná-ASAGRAPA. Afortunadamente no hubo heridos ni víctimas, pero sí destrozos en su vivienda. El referente responsabilizó a sectores de la mafia local y políticos retardatarios.

A las 4.20 de hoy los tiros desperataron al dirigente y sus familiares que dormían en la casa ubicada en la comunidad de El Triunfo, kilómetro 34 de la Supercarretera Internacional, en el distrito de Minga Porâ, Este de Paraguay.
Zayas comentó que cuatro de los disparos atravesaron una de sus ventanas y destruyeron la pared interna de su sala. También dijo que Criminalística de la policía acudió al lugar a levantar las evidencias y que los autores de los tiros se trasladaban en moto, según pudieron escuchar.
No atribuyó a nadie en particular de lo que consideró como atentado, pero sí acusó generalmente a los poderes fácticos de la zona fronteriza, como mafias y sectores reaccionarios de la política.
El asesinato por encargo de dirigentes campesinos se volvió una práctica común de “arreglar” conflictos por la tierra, para sectores terratenientes del país. Esto se agravó aún más desde el golpe parlamentario de junio de 2012.
A partir de entonces el método se usó para acribillar a al menos 4 líderes campesinos: Sixto Pérez, Vidal Vega, Benjamín Lezcano y Lorenzo Areco. Tres de los cuales fueron asesinados estando frente a sus viviendas y sus asesinos se manejaban en motocicletas.

FOTO: Impactos de bala en la sala de Zayas.

Comentarios

comentarios