Carta a Insulza desde varias organizaciones de Paraguay

De nuestra mayor consideración:

Asunción, 4 de julio de 2012

Con todo respeto le hacemos llegar nuestra preocupación por su reciente visita al Paraguay en la que no incluyó en su agenda el diálogo con las organizaciones sociales y de derechos humanos. En el análisis de la situación que se vive en el país consideramos necesario tener en cuenta la visión y el aporte de estos sectores de la sociedad.

La decisión de reunirse con sectores agroindustriales, propietarios de medios de comunicación comerciales y con la conferencia episcopal, todos grupos conformes con el golpe de estado, sin reservar un espacio para la sociedad civil democrática nos preocupa sobremanera, ya que no se ha dado la oportunidad de integrar en su misión elementos que afirman el descontento de la ciudadanía por este golpe de estado parlamentario.

En Paraguay, AIREANA grupo por los derechos de las lesbianas, CLADEM (Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer) y el SERPAJ-­‐Py (Servicio Paz y Justicia),organizaciones con estatus consultivo ante la OEA y la ONU, respectivamente junto con la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY), solicitaron una entrevista que no fue concedida. Lamentamos profundamente esta situación y esperamos que su informe refleje la realidad actual de la situación del Paraguay, no la imagen que pretende el gobierno defacto que se ha instalado luego del golpe de estado parlamentario.

Si así no lo hiciere, consideramos que se profundizará la duda y la sospecha que se encuentran instaladas en la región sobre el compromiso de la OEA con la consolidación de la democracia y los derechos humanos.

Nos ponemos a disposición para tender canales de comunicación que permitan recoger nuestras inquietudes ante la realidad de nuestro país.

Comentarios

comentarios