Caso Yeruti: Estado paraguayo sigue sin proteger a familias campesinas

Asunci贸n 17 de agosto de 2021 (BASE-IS) Se cumplieron dos a帽os de que el Comit茅 de Derechos Humanos de la Organizaci贸n de Naciones Unidas dictaminara que el Estado paraguayo fue responsable de violaci贸n de derechos humanos en el caso de la muerte del joven campesino Rub茅n Portillo y la intoxicaci贸n de decenas de miembros de la comunidad Yeruti a causa del uso intensivo de agrot贸xicos. Seg煤n se帽ala la familia Portillo, que hasta hoy d铆a resiste en el territorio, el Estado paraguayo no avanz贸 en las recomendaciones emanadas del Dictamen del Comit茅 de la ONU y siguen sufriendo la embestida de los empresarios sojeros y las fumigaciones con agrot贸xicos.

En enero del 2011 la comunidad de Yerut铆, ubicada en el Departamento de Canindey煤, fue v铆ctima de una masiva intoxicaci贸n por uso de agrot贸xicos por parte de sojeros que rentaban tierras en zonas cercanas a la comunidad, esta situaci贸n lleg贸 a un extremo cuando el 6 de enero de 2011 falleci贸, a consecuencias de las pulverizaciones, al agricultor y padre de familia Rub茅n Portillo (26). Ante esta situaci贸n Base Investigaciones Sociales y la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY) en representaci贸n de las v铆ctimas y familiares de v铆ctimas del hecho presentaron una denuncia ante el Comit茅 de Derechos Humanos de las Naciones Unidas a finales del a帽o 2013.

El 14 de agosto del 2019 el Comit茅 de Derechos Humanos de las Naciones Unidas se帽al贸 que 鈥渓as fumigaciones masivas con agro-t贸xicos en la zona de referencia, seg煤n ha sido ampliamente documentado, constituyen amenazas a la vida de los autores que eran razonablemente previsibles por el Estado parte鈥, a partir de esta afirmaci贸n el Comit茅 concluye que el Estado paraguayo ha violado los art铆culos 6 y 17 del Pacto de Derechos Civiles y pol铆ticos que garantizan el derecho a la vida y a la inviolabilidad del domicilio privado. El fallo a帽ade que el Estado Paraguayo omiti贸 su deber de proteger y permiti贸 que prosiguieran las fumigaciones masivas y contrarias a la normativa interna lo que gener贸 una degradaci贸n del medio ambiente que afecta el bienestar del individuo y genera violaciones de la vida privada y familiar y del domicilio

鈥淟astimosamente, a dos a帽os de esta sentencia, no hay ning煤n avance, sigue todo igual ac谩 en Yerut铆. Ahora cerraron la escuela de la comunidad, no hay intervenci贸n del Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra para recuperar las tierras, como se estableci贸 en el acuerdo鈥 manifest贸 Norma Portillo, hermana de Rub茅n, qui茅n a煤n reside junto con otro pu帽ado de familias en la colonia rodeada de grandes sojales propiedad de agroempresarios extranjeros. 鈥淧r谩cticamente la comunidad desapareci贸, quedamos unas pocas familias, pero despu茅s es todo sojal, ya van a ser 11 a帽os de que mi hermano falleci贸 y hasta el momento nada se cumpli贸 con nosotros y cada vez hay m谩s gente que est谩 expuesta a que esto siga pasando鈥 concluy贸 Norma.

La recuperaci贸n de las tierras pertenecientes a la colonia Yeruti, la reparaci贸n integral a la familia de la v铆ctima y hacer cumplir la normativa ambiental fueron los puntos que el Estado paraguayo debi贸 garantizar tras el fallo del Comit茅 de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, ninguna de esas premisas se cumplieron.

foto: codehupy

Comentarios

comentarios

Dej谩 un comentario