Con su proyecto SIRT el Estado paraguayo regulariza a propietarios irregulares de tierra

Se trata del censo geo-referencial de colonias agr铆colas del INDERT.

Asunci贸n, 4 de abril (BASE IS). El gobierno de Horacio Cartes re-impuls贸 en 2014 la iniciativa de tener un Sistema de Informaci贸n de Recursos de la Tierra (SIRT), cuyo objetivo es geo-referenciar y transparentar la situaci贸n de las 1.018 colonias que tiene el Instituto de la Tierra(INDERT) en la regi贸n Oriental del pa铆s.

La analista In茅s Franceschelli advierte, sin embargo, que se est谩 usando para regularizar a propietarios irregulares que hoy acaparan tierras del Estado.

La iniciativa consiste en registrar satelitalmente las colonias campesinas asentadas en tierras fiscales y documentar su actual situaci贸n, para en un segundo paso regularizarlas jur铆dicamente.

Un antecedente de este proyecto se inicio durante el gobierno de Federico Franco(2012-2013), pero se estrope贸 luego de un esc谩ndalo de manejo de los fondos que involucr贸 a la Asociaci贸n Paraguaya de Estudios de Poblaci贸n(ADEPO) y a funcionarios del INDERT.

El gobierno de Horacio Cartes retom贸 la idea en 2014 con gran apoyo pol铆tico y con la intenci贸n de avanzar con el trabajo en los departamentos de San Pedro, Itap煤a y Alto Paran谩 este 2016.

鈥淓l SIRT en s铆 mismo est谩 muy bien, es conocer en un momento hist贸rico qu茅 pasa con la tierra que ha distribuido el Estado en el pasado. El problema est谩 en qu茅 se hace con esa informaci贸n: el presidente del INDERT tiene discrecionalidad de hacer lo que quiere con esa informaci贸n. Y lo que se est谩 haciendo es terminar de titular colonias enteras,que a lo mejor son ileg铆timas鈥, explic贸 In茅s Franceschelli.

La analista acaba de escribir el informe 鈥Bajo el manto de la modernidad, se oculta mejor el hist贸rico despojo.鈥(DESCARGAR), donde analiza las consecuencias que puede tener el proyecto.

Para el trabajo entrevist贸 a la titular de la iniciativa, Zulma Sosa, que advierte que lo que est谩n encontrando con los primeros insumos procesados es un 鈥渃aos jur铆dico de d茅cadas鈥 que compromete a propietarios, funcionarios estatales, abogados y escribanos.

Si bien la iniciativa es estatal, en sus or铆genes parti贸 de la Uni贸n de Gremios de la Producci贸n (UGP) que re煤ne a la clase propietaria del pa铆s y que cobija a varios propietarios irregulares de tierra en sus filas.

En el dossier, Franceschelli recoge una cita del asesor t茅cnico del SIRT, Hugo Gim茅nez, a medios de prensa en enero pasado: 鈥淟os lotes en proceso de recuperaci贸n que est谩n en manos de personas no sujetas del Estatuto Agrario, son aquellos que no tienen t铆tulo y tampoco hay demostraci贸n manifiesta de arraigo de sus ocupantes mediante la construcci贸n de viviendas y dedicaci贸n al cultivo. (…) Los lotes que ya tienen t铆tulo definitivo, a煤n los conseguidos con informes falsos, no ser谩n cambiados. Si el beneficiario ya cancel贸 la deuda con el Indert, ya hay t铆tulo finiquitado, con n煤mero de finca en el Registro de la Propiedad, ya no hay nada que hacer. Hay gente que tiene cinco lotes, contraviniendo lo que dice el Estatuto. Es injusto. Pero si se pretende recuperarlos pasar谩n 50 a帽os en una demanda鈥.

Gim茅nez es asesor t茅cnico del SIRT pero tambi茅n se desempe帽a como asesor de la UGP.

En la conclusi贸n de su informe, Franceschelli se帽ala que es sin duda un gran m茅rito dar certeza y precisi贸n a la informaci贸n.

Sin embargo, el SIRT cubre con estas certezas los abusos y trampas hist贸ricos; est谩 siendo usado para dar legitimidad a lo ileg铆timo, bendecir lo corrupto, blanquear el despojo hecho en nombre de la reforma agraria. Podr铆a ser un gran paso hacia la verdad, pero esa verdad es el relato de quienes se hicieron de tierras de manera fraudulenta y con fines que no aportan a la convivencia entre agro-ganaderos y la poblaci贸n campesina que reclama el cumplimiento del mandato de la Constituci贸n en lo que hace a tenencia de la tierra y reforma agraria鈥, expresa.

Se puede descargar el informe completo sobre SIRT EN ESTE ENLACE.

FOTO: Minuto30


M脕S INFORMACIONES:

In茅s Franceschelli, al 595 21 451 -217

 

Comentarios

comentarios

Dej谩 un comentario