Cualquier impuesto queda corto frente al daño ambiental que genera la soja en Paraguay, afirma investigador

Habla de la necesidad de cobrarle costos ambientales al sector.

Asunción, 30 de junio de 2017 (BASE -IS) Además de impuesto por la exportación de granos en estado natural, al sector sojero el Estado paraguayo debería cobrarle por el costo ambiental de cada zafra, asegura el investigador Guillermo Ortega.

Explicó que en cada campaña sojera el sector genera un pasivo ambiental al país al deforestar, al impedir que se fije carbono en los bosques deforestados, generar erosión, empobrecer nutrientes del suelo, utilizar y contaminar fuentes de agua, contaminar el aire…y ese costo el Estado actualmente no traspasa al sector. Para él se debería contabilizar y el Estado debería cobrar al sector.

Actualmente el analista realiza cálculos de dicho pasivo de las últimas zafras de la soja en Paraguay, guiándose por indicadores y fórmulas que ya están utilizando en Argentina.

Basándose en la investigación «Estimación del Pasivo Ambiental en Argentina», Ortega calculó el costo ambiental en torno a la deforestación y la erosión del suelo generados durante la zafra 2015/2016 y el resultado sugiere que el sector sojero debe pagar al Estado paraguayo unos 364 millones de dólares.

Dijo que esos dos son los factores más visiblemente afectados, pero un cálculo definitivo debería contemplar además la no retención de carbono, el agua utilizada y la pérdida de nutrientes.

FOTO: Sub. Cooperativa de fotógrafos

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario