Datos desmienten supuesta existencia de 40 mil pequeños productores de soja

Censo Agrícola demuestra que mayor parte de la soja es producida por grandes terratenientes

Asunción 14 de noviembre de 2018 (BASE-IS) Directivos de la Unión de Gremios de la Producción (UGP) y senadores del Partido Colorado y de Patria Querida habían asegurado que existen cerca de 40 mil pequeños productores, propietarios de hasta 20 hectáreas de tierra, que cultivan soja en esa superficie. Los datos del último Censo Agrícola y un informe del Banco Mundial para el gobierno paraguayo demuestran que la cifra es exagerada y que la participación de los pequeños productores en el cultivo de soja es “marginal”.

El informe, Análisis de Riesgo del Sector Agropecuario elaborado por el Banco Mundial, basándose en datos del Censo Agrícola 2008 señala que “el 88% del área cultivada con soja correspondía a empresas de los estratos de tamaño superiores a 100 hectáreas y el 62% se concentraba en los estratos de más de 500 hectáreas. Es decir que la producción comercial de granos de Paraguay corresponde a empresas que en términos internacionales son relativamente grandes”.

Respecto a los pequeños productores de soja el informe, que data del año 2014, señala que “el 72% de los productores que cultivan soja tienen menos de 50 hectáreas (20.000 productores) pero su contribución a la producción nacional es solamente del 6%. En algunos casos se trata de pequeños productores que directamente realizan el cultivo y, en otros, son familias campesinas que se limitan a arrendar la tierra a productores grandes y medianos”.

El informe señala además que los pequeños productores “no parecen estar articulados de una manera inclusiva en la cadena de valor de la soja”. Según indica el organismo internacional, esto se da “porque la producción actual de soja está en un nivel tecnológico fuera de sus posibilidades económicas o porque participan marginalmente en los mecanismos de comercialización de los grandes y medianos productores (…) sin poder beneficiarse extensamente de las buenas condiciones de mercado actuales, ni de los medios de transferencia de riesgos que disfrutan los demás actores de la cadena”. Esta situación explicaría que el arrendamiento de tierras sea un fenómeno siempre creciente entre los pequeños productores.

Estos datos refutan las cifras brindadas por Héctor Cristaldo, titular de la UGP, y por algunos senadores que hablaban de 40 mil pequeños productores de soja que “sufrirían el impacto del impuesto a la exportación de soja”, cifra que nunca pudo ser corroborada por fuentes fidedignas. La Cámara de Senadores deberá tratar este jueves el Proyecto de Ley de Impuesto a la Exportación de Granos en Estado Natural, que ya cuenta con una aprobación en general desde junio de 2017; sin embargo las bancadas más cercanas al agronegocio como el Partido Patria Querida y la ANR manifestaron su intención de volver a postergar el tratamiento del gravamen que podría dejar 300 millones de dólares al año al Estado paraguayo.

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario