Desalojo, torturas y prisión a campesinos y campesinas que luchan por la tierra

Asunción 14 de diciembre 2020 (BASE-IS) Durante la jornada del domingo 13 de diciembre un contingente policial desalojó de forma ilegal y violenta un campamento campesino ubicado en la zona de Cerro Yvy, Distrito de 3 de mayo, Caazapá. Según el relato de las familias campesinas más de 150 familias fueron víctimas del accionar de la fuerza represiva, hay al menos 35 detenidos, entre ellos mujeres, niños y ancianos, que fueron torturados.

La Coordinadora de Trabajadores Campesinos y Urbanos (CTCU) denunció que la actuación policial se dió sin ningún tipo de orden judicial ni acompañamiento de los órganos competentes, indicaron que en la práctica se dió un ataque al campamento que se encontraba frente a las tierras señaladas como malhabidas por las familias campesinas. La organización exige la inmediata liberación de los detenidos, así como que se castigue a los responsables de las torturas sufridas por las campesinas y campesinos.

La violencia no se detuvo durante la pandemia

Los datos brindados por el investigador Abel Irala en el Informe Con la Soja al Cuello 2020 señalan más de 14 mil personas se movilizaron en el marco de la lucha por la tierra y que al menos 5061 campesinos y campesinas fueron afectados por la violencia, represiones y desalojos, entre agosto de 2019 y agosto del 2020. El informe agrega que más de 200 dirigentes fueron judicializados durante el mismo periodo.

«Familias campesinas sin tierras y con tierras que se organizan contra un modelo injusto, pasan a vivir en constante situación de amenazas y no encuentran respuestas en las instituciones gubernamentales. El despojo de sus territorios con sus nefastas consecuencias, sigue azotando al campesinado, y hasta el momento los sucesivos gobiernos se siguen desentendiendo de manera cómplice de una matriz productiva basada en el despojo y usurpación de territorios campesinos e indígenas en el Paraguay» señala Irala.

Según datos de la Comisión de Verdad y Justicia existen 1.507.535 hectáreas de tierras entregadas irregularmente durante la dictadura. Las organizaciones reclaman la recuperación de estás tierras y su entrega a las familias campesinas a fin de iniciar una verdadera reforma agraria.

Foto: Diario Abc Color

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario