Día de la Alimentación: Uno de cada 4 hogares paraguayos padecen de inseguridad alimentaria

Asunción 17 de octubre 2022 (BASE-IS) El 16 de octubre se recuerda a nivel mundial el Día de la Alimentación, la fecha conmemora la fundación de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), a nivel global el Movimiento Campesino conmemora la fecha como el Día Mundial de Acción por la Soberanía Alimentaria. En Paraguay según datos oficiales el 25% de los hogares sufre de inseguridad alimentaria, a pesar de las dificultades la agricultura campesina sigue aportando entre el 15 y el 48% de lo que consumen los paraguayos.

“Nuestro frágil mundo enfrenta una inminente crisis alimentaria global. A nivel global, según el Informe Mundial de Crisis Alimentarias 2022 (GRFC en inglés), los niveles de hambre siguen siendo tan alarmantemente altos como en 2021, alrededor de 193 millones de personas en 53 países padecen inseguridad alimentaria aguda y necesitan asistencia urgente” denuncia la Vía Campesina, principal organización global del campesinado.

Ante esta realidad llaman a fortalecer el movimiento y las luchas por la Soberanía Alimentaria señalando que “en las últimas tres décadas ha habido un crecimiento de una red cada vez más robusta, diversificada y articulada de pequeños productores de alimentos, trabajadores y otros actores sociales perjudicados por el sistema alimentario globalizado liderado por corporaciones, que abogan por una transformación radical de los sistemas alimentarios y agrícolas basados en la Soberanía Alimentaria. Estos movimientos se han comprometido decididamente en la defensa y construcción de dispositivos de abastecimiento de alimentos ecológica y socialmente sostenibles y arraigados territorialmente”. Agregan que este sector es responsable de hasta el 70% de los alimentos que se consumen en el mundo y llaman a repensar las políticas agrícolas como una cuestión de seguridad económica y nacional.

En Paraguay, según datos de la última Encuesta Permanente de Hogares un 24,6% de los hogares experimentaron inseguridad alimentaria moderada, “entendiendo por esto la dificultad en el acceso a alimentos, y la variedad y calidad de los alimentos consumidos, en cuanto a inseguridad grave, entendida como la falta de alimentos en el hogar por un día o más, un 5,31% de los hogares reportaron experimentar esta condición en el periodo analizado”.

Según el Informe Especial La suba de precios de los alimentos y su relación con la crisis climática en la actualidad “el déficit de precipitación tan marcado en los últimos dos años, definitivamente tiene consecuencias sobre los precios al consumidor: a menor cantidad de lluvias, mayores dificultades para producir y por lo tanto para proveer alimentos”. El informe Agrega que es urgente “garantizar alimentos sanos y para toda la población, y asegurar la supervivencia de quienes producen dichos alimentos. La intervención del Estado debe apuntar a fortalecer esos modelos, desde la producción saludable hasta los precios justos”.

Justamente, respecto a quienes producen dichos alimentos el libro ¿De dónde proviene lo que comemos? señala que en promedio, un 15,32% de lo consumido en las ciudades en Paraguay proviene de la agricultura campesina campesina. En la población pobre urbana, el porcentaje arrojado es de 17%, mientras que en la población pobre rural es un 48%.

“Estas cifras aparentemente «bajas» se deben examinar a la luz de la extrema desigualdad en el uso de la tierra y el acceso a recursos agrícolas: estos porcentajes no son nada menores –es más, son importantes– cuando se recuerda que la agricultura campesina tiene solamente el 6% de las tierras para su uso (CAN 2008). Cuando a nivel mundial, la agricultura campesina produce 70% de los alimentos con un promedio de 25% de uso de los recursos agrícolas (ETC Group, 2017), aquí con solo 6% de las tierras, se produce entre 15 y 48% de nuestros alimentos” señala el material.

Analistas y organizaciones campesinas coinciden en seguir reclamando apoyo y políticas públicas que apunten a fortalecer la Agricultura Campesina y la Soberanía Alimentaria como forma de hacer frente a la crisis alimentaria que se vive a nivel global.

 

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario