Documento de trabajo: Malformaciones congénitas asociadas a agrotóxicos

Este trabajo estudia la asociación entre malformaciones congénitas y la exposición de la madre y el padre a los pesticidas. Se realizó a cabo en el Hospital Regional de Encarnación llevando un registro de casos durante 1 año, desde febrero de 2006 a marzo de 2007. En el registro constan todos los recién nacidos en este periodo, con malformaciones congénitas y los recién nacidos sanos, del mismo sexo, que nacieran inmediatamente después. A las madres se les aplicó (previo consentimiento) un cuestionario, para identificar formas de contacto con pesticidas y se les hizo un interrogatorio sobre factores de riesgo conocidos de producir malformaciones congénitas, tales como uso de medicamentos, enfermedades durante el embarazo, toxicomanías, genopatías, amenaza de abortos, antecedentes de hijos malformados y diabetes mellitus.

Durante el periodo de estudio nacieron 52 niños con malformación congénita visible. Del análisis de los datos de comparación entre los recién nacidos sanos con los que tenían malformación congénita, se encontraron las siguientes asociaciones que fueron estadísticamente significativas:

* Si la vivienda estaba situada a 1Km o menos de campos agrícolas fumigados, los bebés tenían 2 veces más riesgo de tener malformación congénita.
* Si se había dado un contacto directo o accidental con plaguicidas durante el embarazo, el riesgo aumentaba 3 veces.
* Si los pesticidas eran almacenados en el hogar, el riesgo aumentaba 15 veces.
* Si había antecedentes de malformación congénita en la familia, el riesgo se acrecentaba 6 seis veces más.

Estos resultados muestran la asociación existente entre la exposición a pesticidas y las malformaciones congénitas, y que se requiere urgentemente de estudios futuros a nivel país para confirmar estos hallazgos.

(*) Profesora Asistente, Cátedra de Pediatría. Centro Materno Infantil (CMI). Facultad de Ciencias Médica (FCM).
(**) Jefa de Sala e Instructor de Pediatría. CMI. FCM.
(***) Jefa de Neonatología. Hospital Regional de Encarnación.

Comentarios

comentarios