El rol ciudadano en la definición de una Ley de la Competencia legal, leal y justa en Paraguay

En abril de este año, a partir de la publicación de un comunicado a la opinión pública emitido por la empresa mayorista-minorista Casa Grütter, se generó un debate significativo que permitió entrever la dinámica empresarial real en el país. Lo que denunció la mencionada casa comercial fue que varios de sus proveedores se veían forzados a dejar de venderles salvo que aumentaran los precios de venta de sus productos, porque si no lo hacían, otros clientes dejarían de comprarles a ellos. Casa Grütter no especificó quiénes eran los que presionaban a los proveedores. Fue la Asociación de Consumidores del Paraguay (ASUCOP) la que aclaró que eran las grandes cadenas supermercadistas las que imponían esta práctica ilegal. Esto fue confirmado por varios comerciantes de la zona de Garibaldi, del Mercado de Abasto y de pequeños y medianos supermercados, quienes denunciaron en medios de prensa las presiones y extorsiones similares que les afectaban.

En la carta abierta mencionada, Casa Grütter planteó los cuestionamientos centrales que debería sostener toda la sociedad paraguaya respecto de la política económica nacional: “¿por qué no podríamos seguir vendiendo ‘más barato’? Es lo que deseamos. Cuando vendemos a precios bajos a lo que renunciamos es a mayores márgenes de utilidad […] ¿Por qué somos castigados al buscar ofrecer precios más bajos a los clientes? ¿Por qué algunas empresas proveedoras se ven obligadas a no vendernos si no aumentamos nuestros precios? ¿Qué fuerzas tan poderosas les obligan? […] ¿Quiénes nos protegen? ¿Quiénes protegen a nuestros clientes? ¿Existe la libre competencia? ¿O es que estamos en un ambiente oligopólico que tiende a convertirse en Cártel?”. Leer documento completo

Comentarios

comentarios