En el municipio La Pastora, prosiguen los esfuerzos para que no entre la soja transgénica

Este sábado 16 hay Audiencia Pública para estudiar cómo quedó el Plan de Ordenamiento Territorial, luego de ser aprobado por la Junta Municipal local. En el documento se establecerá qué se podrá cultivar en el municipio, dónde y cómo, para proteger el equilibrio y la diversidad que tiene, especialmente en sus humedales. En 2009 una Ordenanza Municipal ya lo había declarado territorio libre de transgénicos.

El municipio de La Pastora está ubicado en el Departamento de Caaguazú, a unos 160 km de Asunción, y es una de las pocas localidades que todavía conserva esa vida a lo yma, en armonía y dependencia con la naturaleza. Sus 4.400 pobladores sobreviven principalmente de la pesca en los humedales que rodean la región, la plantación de hortalizas, frutas y cultivos tradicionales, la venta de plantas medicinales, la cría de animales domésticos, la apicultura y el trueque solidario entre vecinos.

Dejando de lado La Pastora, el resto del Departamento registra un crecimiento explosivo del cultivo de soja transgénica, y va escalando en el ránking de Departamentos con más superficie de soja plantada en Paraguay. En la cosecha 2008/2009 Caaguazú era el cuarto, según estadísticas del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Por la amenazante expansión de la soja transgénica, pero también de la ganadería a gran escala, los pobladores se han organizado en una Coordinadora en Defensa del Medio Ambiente, para buscar mecanismos legales e institucionales de modo a salvaguardar el ecosistema local: su fuente de alimentación diaria. El objetivo es impedir actividades como el cultivo de soja, la ganadería y cualquier actividad que amenace el equilibrio ecológico.

Hace meses los vecinos denunciaron: el desvío del canal del arroyo Tobatiry en Punta Curupa’y, donde se realizaron un total de tres canales de desvío; la canalización en la zona de Laguna Hû, realizada con el objeto de drenar y desecar territorio y ganar tierras para ganadería; y la deforestación de unas 12 hectáreas en la estancia Emiliana, presumiblemente para cultivo de soja o pastura.

En el año 2009, bajo la administración del intendente Vidal Britos, se impulsaron medidas que culminaron con una Ordenanza Municipal que declaraba al territorio de La Pastora “libre de transgénicos”. El intendente entrante, Denis Martínez Arias, asumió el compromiso de su antecesor y siguió trabajando con los pobladores en el común objetivo. Un proceso de varios meses, donde trabajaron pobladores, autoridades municipales y representantes de la Secretaría del Ambiente y la ONG Sobrevivencia, dio como resultado un Plan de Ordenamiento Territorial.

Este sábado 16 de abril, desde las 9 horas, en el local de la Municipalidad de La Pastora, se realiza la Audiencia Pública. Allí los pobladores estudiarán las modificaciones que introdujeron los concejales al Plan de Ordenamiento Territorial. Con la nueva Ley Orgánica Municipal de 2010, los municipios tiene muchas más atribuciones, entre ellas, la distribución de su geografía de acuerdo a los intereses de sus pobladores.

En la región
El 21 de febrero pasado, jueces de la provincia argentina de Santa Fe, en un fallo histórico, prohibieron las fumigaciones 800 metros alrededor de la zona urbana cuando es por tierra y 1.500 metros cuando es aérea, para proteger la salud de los residentes. Esto después de varias denuncias de afectaciones y nacimientos con malformaciones. Según los organismos de Derechos Humanos, este fallo fija un precedente para casos similares a futuro.

FOTO: Pobladores observan el mapa del municipio. Archivo de SOBREVIVENCIA

Comentarios

comentarios