En Paraguay debaten sobre re-distribución de tierras, en el lugar de la masacre de Curuguaty

Hoy se realiza el congreso de organizaciones sociales “Por tierra, soberanía y libertad”, en medio de una ofensiva estatal-sojera contra comunidades campesinas e indígenas.

 

 

Asunción, 12 de octubre de 2016 (BASE IS) La articulación de organizaciones campesinas y urbanas de Paraguay “Congreso Democrático del Pueblo” realiza en estos momentos la actividad en el distrito de Curuguaty, frente a Marina Kué, sitio donde en 2012 se registró la matanza donde murieron 11 campesinos y 6 policías.

Se trata de un encuentro donde se debatirá sobre los principales problemas sociales por lo que pasa el país, entre los cuales tiene una centralidad el de la concentración de tierras.

El congreso se realiza a pocos días de que una alianza entre actores estatales y productores de soja hayan desalojado ilegalmente a las comunidades campesinas de San Juan , Guahory y la comunidad ava guaraní Sauce.

También a pocas semanas de que se haya conocido el veredicto del juicio del caso Curuguaty, donde la justicia paraguaya condenó a 11 campesinos y campesinas pero -en un acto evidente de parcialidad- decidió no investigar a los policías que mataron a los campesinos durante la masacre.

Tanto los desalojos ilegales como el actuar de la justicia en el caso Curuguaty desnudaron en las últimas semanas el rol protagónico del Estado paraguayo de facilitar que la tierra estatal, campesina e indígena pase a manos de actores sojeros/ganaderos, como también la necesidad que tiene -para sostener injusticias- de castigar penalmente a líderes comunitarios y así debilitar sus organizaciones y otras en resistencia.

Todo este clima de tensión en torno al acceso a la tierra en Paraguay se expresa en las consignas del congreso que hoy se desarrolla a poco más de 300 km de Asunción: “Marina Kué pueblo mba’e (Las tierras de Marina Kué para el pueblo), libertad a los presos de Curuguaty, no a los desalojos, no a la represión y por la reforma agraria”.

FOTO: Demoinfo

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario