En unidad, organizaciones campesinas convocan a movilización

Asunción 12 de agosto de 2020 (BASE-IS) En la jornada de este miércoles diversas organizaciones campesinas agrupadas en la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) y en la Articulación Campesina, Indígena y Popular (ACIP) realizaron una conferencia de prensa conjunta donde anunciaron la convocatoria a una movilización nacional contra las políticas del gobierno. Más de una decena de organizaciones rurales participan en el espacio de coordinación que reagrupa al movimiento campesino.

En su posicionamiento las organizaciones señalan que “la crisis del COVID19 ha sacado a luz con más fuerza problemas sociales históricos de nuestro país, que hoy nos interpelan están en la agenda: la situación campesina, indígena y populares, la realidad obrera y de empleados, la salud, la educación, la industria, la estructura económica, la corrupción. Los grupos de poder económico y financiero aprovechan la crisis para alimentar cualquier forma de aumentar sus recursos, sean con medidas legales o a través de la corrupción cada vez mejor articulados con miembros del gobierno, aprovechando los espacios judiciales, parlamentarias y del ejecutivo. Estas prácticas gubernamentales y de los grupos de poder van directamente en perjuicio de las y los trabajadores y del pueblo en general, además endeudando cada vez más a nuestro país”.

Según señalan las organizaciones, el campesinado vive una realidad donde “pasamos hambre, enfermedad, marginación, sacrificio, preocupación y sufrimiento, soportando una ofensiva feroz de parte de gobiernos antipopulares producto de un modelo que opera como una democracia para ricos, que quita las tierras, el trabajo, la salud y la educación al pueblo, en beneficio de las grandes transnacionales y en perjuicio de las grandes mayorías empobrecidas” 

La mayor concentración de pobres está en el campo, nuestro país tiene la segunda mayor concentración de tierras en el mundo, ya que el 2,6% de los propietarios detenta el 85,5% de la superficie agrícola, indican las organizaciones campesinas y señalan que son partidarios de una reforma agraria integral, que no se limite al reparto de la tierra, sino que ataque de raíz el problema de la concentración de la tierra. “El latifundio y el minifundio deben ser superados. Por eso proponemos la agricultura familiar campesina, el acceso a créditos blandos, el seguro agrícola, la incorporación de tecnología agrícola y la rehabilitación financiera a través de la condonación de las deudas” mencionan los dirigentes.

“Exigimos la reorientación de la política económica del país sin más endeudamiento externo y proponemos que la fuente de financiamiento sea de recurso genuino mediante la moratoria del pago de la deuda externa por 5 años, la reorientación de los gastos sociales y compensaciones de las binacionales y el cobro del impuesto a las grandes fortunas y la exportación de granos a las transnacionales.

Finalmente las organizaciones se declaran en movilización permanente y llaman a todos los sectores a sumarse a una gran movilización de carácter nacional indefinida desde el 22 de septiembre en Asunción. Entre las principales reivindicaciones las organizaciones exigen una Política Agraria con énfasis en la Agricultura Campesina, la condonación de las deudas campesinas y la soberanía energética.

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario