“Es un salvavidas, pero no soluciona el problema de fondo”

 El economista Luis Rojas analiza el acuerdo entre organizaciones campesinas, cooperativas y el gobierno.

Asunción, 25 de abril(BASE IS). Tras casi un mes de movilizaciones en la capital paraguaya, sectores campesinos y cooperativistas levantaron carpas, luego de torcer el brazo al gobierno de Horacio Cartes y conquistar parte de sus reclamos.

El sábado último se concretó el acuerdo, que incluye la re-financiación de las deudas contraídas por las familias campesinas, en 10 años de plazo y dos de gracia, además de la quita de los intereses de las cuotas.

“Si no hubieran venido, cientos de ellos iban a perder sus tierras o medios de producción en los próximos meses”, dijo Rojas.

Otras de las cosas obtenidas fue una bolsa de 500 mil millones de guaraníes, a ser distribuidos como subsidio a 10 mil familias rurales afectadas por la extrema pobreza (500 mil guaraníes por familia).

El acuerdo firmado entre la Coordinadora Nacional Intersectorial, la Coordinadora de Igualdad de Oportunidades Paraguay Ñane Mba’e y el gobierno de Horacio Cartes, contempla el fomento de una ley de agricultura familiar campesina que duerme en el Congreso.

En relación al sector cooperativo, se acordó que el IVA a las operaciones cooperativas, vigente desde el 1 de abril último, se suspenda hasta el 1 de julio.

Para Rojas, el hecho que hayan venido tantas personas a movilizarse habla del fracaso de las políticas agrarias dirigidas a pequeño productores.

“Es un salvavidas en un momento en que el agua estaba pasando el cuello, pero que no soluciona ningún problema de fondo. Pero es un salvavidas no dado por el gobierno, sino arrancado por las movilizaciones”, dijo sobre el acuerdo final.

Para él es una buena oportunidad para cambiar la imagen que se tiene del campesinado, dejar de verlo como un problema y empezar a verlo como un actor productivo clave para el desarrollo del país.

Hay que hacer lo que dice la Constitución Nacional, promover la reforma agraria, con la tenencia equitativa y sustentable de tierra y el protagonismo de la mujer rural. Se trata de recuperar las tierras y distribuirlas, dijo.

“La reforma agraria podría ser la respuesta a varios nudos que tiene nuestra sociedad, como el desempleo y el desarraigo, la crisis ambiental, el hacinamiento e inseguridad en las ciudades…”, dijo.

FOTO: CigarraPy

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario