Exigen la no renovación de licencia ambiental a empresa arrocera Villa Oliva Rice, si no va a cumplir la ley

 Distintos sectores ciudadanos de Villa Oliva y Alberdi consolidan una articulación en defensa del sistema de humedales de la zona y sus actividades económicas. Afirman que si la explotación de arroz extensivo va a traer consecuencias en las comunidades, no quieren a la arrocera en el lugar.

Asunción, 27 de abril (BASE IS)-El viernes último, pescadores, apicultores, autoridades locales, docentes, instituciones ambientalistas y familias pobladoras de Villa Oliva y Alberdi se reunieron en la municipalidad de esta última ciudad para seguir analizando la situación que viven.

Meses pasados, estas poblaciones de Ñeembucú Norte se alarmaron por la aparición de ciervos del pantano y peces muertos, así como muchas afecciones respiratorias en vecinos. Ellos las asocian a actividades previas a la producción de arroz por parte de la empresa Villa Oliva Rice, en Villa Oliva.

La empresa empezó a trabajar en la zona en 2014 y proyecta la producción de 10 mil hectáreas de arroz para los próximos tres años.

Desde la aparición de estos efectos, y a instancias de sectores ciudadanos, se realizan audiencias en los municipios y otros espacios, con el fin analizar la situación con las autoridades locales y nacionales.

En la reunión del viernes último específicamente, las personas presentes pidieron la no extensión de la licencia ambiental de que goza hasta agosto la empresa arrocera, hasta tanto regularice su situación, dijo Raúl Genes, presidente de la Asociación de Pescadores Unidos de Villa Oliva.

La empresa no realizó audiencias públicas con la población local, requisito que le obligaba la ley de licencias ambientales que le benefició, de acuerdo a exigencias de las poblaciones locales.

Dijo que la licencia se otorgó a espaldas de la población y que las mismas se enteraron durante los primeros trabajos previos a la siembra de arroz. Una parte de ellos fueron fumigaciones aéreas y grandes quemazones, que afectó a muchos vecinos y vecinas.

El referente dijo que no están en contra el progreso de la producción arrocera, pero es necesario el respeto de las normas y un acuerdo entre las poblaciones y la empresa.

Genes resumió el sentir de la población al decir que si la empresa va a traer consecuencias negativas al lugar, no la van a aceptar, puesto que la muerte de peces o la merma de producción de abejas y otros efectos perjudiciales, afectará la economía de cientos de familias.

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario