Familias campesinas de Canindeyú volverían a ocupar tierras de donde fueron desalojadas ayer

El fiscal Jalil Rachid encabezó el procedimiento policial que desmanteló el asentamiento Joaju de Yvyrarovana, Canindeyú. La acción tuvo como objeto proteger la “propiedad privada” de una familia de ciudadanos alemanes que habrían sido beneficiados con 5 mil hectáreas tras un negocio con el gobierno de Alfredo Stroessner.

Ayer por la mañana 300 familias agricultoras perteneciente a la Organización de Lucha por la Tierra(OLT) decidieron salir de las 5mil hectáreas que ocupaban desde hace dos años. Éstas se habían asentado en el lugar debido a la información de que las tierras son malhabidas, dijo Esther Leiva, secretaria general de la organización campesina.
Ésta explicó que en 1976 un ciudadano alemán de apellido Bendlin –aparentemente de la familia propietaria de la firma Perfecta Automotores en el país- se quedó con estas tierras luego de entregar un avión al gobierno de Alfredo Stroessner. Agregó que habría documentos del contrato civil de la operación, que rondó los 3 millones de guaraníes.

Desalojo
Leiva dijo que hace 15 días se cernía sobre el asentamiento una posibilidad de desalojo, que se concretó ayer. Denunció que el operativo destruyó cultivos de alimentación de la chacra comunal de las familias y que se robaron animales de corral como chanchos y gallinas.
“Nosotros hacemos lucha pacífica. La gente salió pacíficamente ayer”, dijo. También dijo que la gente permanece en la zona y evalúa si se vuelve a ocupar el predio.
Precisó que dentro de las tierras en los dos años las familias abrieron un limpio de 150 hectáreas, donde se producían los cutivos alimentarios de la gente.

El INDERT no cumplió
Dijo que la exigencia original al Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra(INDERT) el año pasado fue de 2mil hectáreas. Que referentes de la OLT se sentaron el año pasado a una mesa tripartita con el supuesto propietario de las tierras y el ex presidente del ente estatal, Luis Ortigoza.
Que llegarona un acuerdo con Ortigoza de que el INDERT conseguiría unas 2 mil hectáreas para las familias en Yasy Kañy, para que las mismas se re-ubiquen.
Como muestra de buena voluntad las familias habían salido de la ocupación durante cinco meses (de setiembre de 2012 a febrero de 2013). Sin embargo, volvieron a ocupar después de que el INDERT no cumpliera con lo acordado.

FOTO: Vista del campamento

Comentarios

comentarios