Familias de la FNC terminan hoy su recorrido y reclamo ante instituciones estatales

Unos 500 agricultores y agricultoras pertenecientes a la Federación Nacional Campesina (FNC) marchan desde ayer frente a distintas dependencias del Estado en Asunción, reclamando respuesta a situaciones concretas como, falta de caminos, de agua potable, de energía eléctrica, de puestos de salud equipados, de escuelas y de regularización de tierras.

Desde el martes por la noche representantes de todo el país se encuentran en la capital, y el miércoles por la mañana iniciaron un circuito que incluye paradas y mitines frente a los edificios estatales.
Las estaciones se fueron dando frente al Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), frente a la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), al Ministerio de Educación y Cultura (MEC), al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), al Ministerio de Salud (MSP y BS) y al Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental (SENASA).
El primer lugar donde llegaron ayer fue al local del INDERT, donde dirigentes, mujeres y varones, fueron recibidos por el interventor Emilio Camacho. Esta siesta el INDERT responderá sobre las acciones concretas que realizará en asentamientos de la Federación Nacional Campesina (FNC).
El dirigente Marcial Gómez adelantó que con Camacho hablaron sobre la regularización de una decena de lotes en el asentamiento San Juan de Puente Kyhá, y de la revisión de la situación en otras colonias, como Mil Palos, Balanzá, Sebastián Larroza, Mandu’ará y otras.
En sus discursos frente a las autoridades gubernamentales, representantes campesinos resaltaron que entre los mayores problemas se encuentra la falta de caminos, que impide sacar y vender sus productos, y los obliga a depender y malvenderlos a ocasionales macateros o intermediarios abusivos.
La falta de camino, además, generó que varias niñas, niños y adultos muriesen intentando salir de la comunidad hasta llegar a centros hospitalarios.
“En cuatro horas hicimos 35 kilómetros para salir de nuestra comunidad y poder venir”, precisó un referente de Caazapá ayer frente al INDERT.
Otro dirigente dijo que venían a escuchar planteamientos concretos y serios, porque de mentiras nuevas ya están cansados/as.
Un tema muy abordado fue el de las intoxicaciones de las familias, generadas a partir de la contaminación de fuentes de agua en las comunidades, debido al uso masivo de agrotóxicos de parte de productores sojeros cercanos a los asentamientos.

Comentarios

comentarios