Frente al reclamo de derechos en Guahory, la solución del Estado paraguayo es la violencia

Hoy tenían que ir técnicos estatales para identificar los lotes por recuperar, sin embargo fueron 400 policías, que desalojaron a 35 familias sin orden judicial.

 

Asunción, 27 de diciembre de 2016 (BASEIS) Hacia las 4 horas de esta madruga unos 400 policías rodearon la Cuarta Línea de la colonia estatal Guahory, a 300 km de Asunción, y atropellaron a las 35 familias que viven en esa parte, sacando a todas las mujeres y niños a la calles y apresando a todos los varones a quienes alcanzaron (hasta ahora la comunidad contabilizó 12 personas).

La policía vació las pertenencias de las viviendas en las calles y empezó a derribar las casas, denunció Marcial Gómez, dirigente campesino de la Federación Nacional Campesina (FNC).

Varias familias de la colonia forman parte de la FNC y relataron que los policías vinieron de sorpresa, que no hubo ninguna sola notificación por escrito ni oral de ningún agente estatal. Y que en la entrada misma tractores de productores sojeros ya empezaron trabajos de fumigación.

Gómez denunció que hoy la colonia Guahory esperaba un equipo de técnicos del Instituto de la Tierra (INDERT) para identificar unos 30 lotes en condiciones legales de recuperar para la reforma agraria y reubicar en ellas a las familias. (VER PUBLICACIONES DE PRENSA)

Que ese fue el compromiso del presidente del ente estatal, Justo Cárdenas, cuando el 15 de diciembre pasado se reunieron. También ese día se firmó un compromiso mutuo de que no se generarían nuevos hechos de violencia.

Entonces, además, se firmó un pacto de reubicación de una minoría de familias de Guahory a otras tierras, con el compromiso de que abandonen el lugar.

El dirigente comentó que no saben si a lo largo del día vendrán nuevos atropellos policiales a los demás barrios de la colonia y que a media mañana intentaban reunirse las familias, para evaluar la exacta cantidad de detenidos y los daños del operativo.
Explicó que ninguna persona estaba herida, aunque no saben en qué estado se encuentran las personas detenidas, que fueron llevadas a la subcomisaría de Casilla Dos, distrito de Tembiaporâ.

Las 35 familias desalojadas se refugiaron en el local de la escuela de Cuarta Línea.

Más desalojos, más lejos de una solución estructural

Durante los dos desalojos ilegales de la colonia campesina Guahory en 2015 y 2016 el Estado paraguayo -administrado por el gobierno de Horacio Cartes- encabezó operativos irregulares que atropellaron múltiples derechos de las 200 familias agricultoras del lugar. (VER UN INFORME ESPECIAL SOBRE EL TEMA)

La práctica de los desalojos sin orden judicial y con destrucción de vivienda forma parte central de una política de criminalización de familias campesinas que demandan derechos económicos y sociales, expresa por eso la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay(Codehupy) en su informe anual presentado recientemente. (DESCARGAR EL INFORME COMPLETO)

También forma parte de una política clara de expulsión de familias campesinas de tierras del Estado para abrir el paso al tractor del modelo sojero-ganadero en Paraguay.

La operación incluye un intento de borrar todo indicio material de derechos de posesión adquiridos por las familias agricultoras, por eso vemos la destrucción de viviendas, cultivos, pozos de agua y demás.

FOTO: FNC

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario