Herido en Marina kue, preso y sin atención médica adecuada

Ante la falta de atención médica adecuada para su estado de salud, la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY) presentó un hábeas corpus genérico a favor de Néstor Castro. El caso fue asignado al Juzgado de Sentencia Nº 1 de Asunción, a cargo de la magistrada Lourdes Elizabeth Peña Villalba.
El hábeas corpus genérico es una garantía constitucional diseñada para proteger la integridad física y psíquica de las personas privadas de libertad. Se activa para lograr una medida de protección urgente y concreta que resguarde a una persona detenida de la violencia institucional. Su trámite requiere rapidez y urgencia.

Los antecedentes
Néstor Castro fue herido al iniciarse el tiroteo en Marina kue, el 15 de junio de 2012. Un disparo policial le destrozó la mandíbula. Estando gravemente herido, fue rescatado por otros compañeros que lo escondieron y pudieron sacarlo a la noche. Sus familiares lo llevaron a un hospital privado en Katuete, distante a unos 82 Km de Yvypytã 1, creyendo que ahí estaría más seguro. Sin embargo, alguien lo delató. Probablemente el mismo médico que lo atendía, violando el secreto profesional. No se dejó constancia en las actuaciones policiales de la identidad del delator.
Policías de investigaciones lo aprehendieron sin orden judicial en el hospital en la mañana del 16 de junio y lo trasladaron inmediatamente a Curuguaty. A la tarde de ese día, Castro ya compareció ante la fiscalía para prestar declaración indagatoria, para ser inmediatamente detenido. No recibió una atención médica debida. Sin haberse aún recuperado satisfactoriamente de la herida, su detención se convirtió en prisión preventiva desde el 25 de junio de 2012.

La denuncia de la CODEHUPY
Se señala que entre junio de 2012 y junio de 2013 Néstor Castro fue intervenido quirúrgicamente en tres oportunidades. Sin embargo, de acuerdo al testimonio de la Dra. Cinthia Jara, quien viene acompañando profesionalmente a Castro desde la Articulación Curuguaty, éste tuvo una pérdida casi total de la mandíbula y la prótesis que se puso en su reemplazo fue claramente mal colocada.
La prótesis es actualmente disfuncional. En la última intervención le retiraron los tornillos, lo que se agravó su situación. No está fija y se mueve, lo que hace que Castro no pueda ingerir ningún alimento sólido. Desde el inicio de su detención, Castro perdió mucho peso y está abatido psicológicamente por el dolor permanente que le generan las lesiones sin curar.
La CODEHUPY manifiesta que “la falta de atención médica y medicación adecuada para Néstor Castro, como así también la falta de tratamiento continuo y adecuado para aminorar los efectos de sus dolencias, hacen que su situación de detención se convierta en un trato cruel, inhumano y degradante, y amenacen su seguridad personal”.

FOTO: Castro es entrevistado por la prensa internacional durante la audiencia preliminar.
MATERIAL: http://quepasoencuruguaty.org/informacion-del-caso/herido-en-marina-kue-preso-y-sin-atencion-medica-adecuada/

Comentarios

comentarios