Informe Especial: Las balas asesinas no solucionan el infortunio de la tierra

Un nuevo informe especial, elaborado por Lis García y Abel Irala, investigadores de BASE-IS, presenta los asesinatos de dos dirigentes campesinos en el marco de la lucha por la tierra en el Paraguay, ocurridos en los años 2019 y 2020, en los Departamentos de Canindeyú y Amambay, respectivamente. Estos hechos se dan en los dos primeros años de gobierno de Mario Abdo Benítez, quien inició su mandato en agosto de 2018.

El asesinato de dirigentes campesinos que luchan por el acceso a la tierra, ha sido una constante desde la apertura democrática en el Paraguay. Entre 1989 y 2013 el Informe Chokokué de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY) denunció 115 asesinatos, bajo diferentes gobiernos y en diferentes circunstancias. Los asesinatos forman parte de las estrategias de criminalización de la lucha social, en este caso la campesina, que va acompañada de desalojos violentos, robos, incendio de pertenencias, atentados, hostigamientos, amenazas de muertes, agresiones sexuales, difamación, falsas denuncias, entre otras, con el objetivo fundamental de crear miedo, de inmovilizar, para que las personas terminen por abandonar la lucha que iniciaron.

Te invitamos a leer Informe Especial: Las balas asesinas no solucionan el infortunio de la tierra

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario