Jóvenes pasantes hablan de la migración en sus comunidades

En el marco del Curso de Formación de Dirigentes Jóvenes Campesinos, dos de los/as participantes se encuentran realizando una pasantía de una semana en las oficinas de BASE IS, con objeto de profundizar algunos ejes trabajados en el curso y además compartir con los compañeros y funcionarios, la situación de sus comunidades. El tema más preocupante en este momento es la migración de familias enteras de sus comunidades.

La migración en Colonia Libertad
Arnaldo Vázquez

El segundo asentamiento de la Colonia Libertad, del distrito de san Rafael del Paraná, departamento de Itapúa, tiene más de 20 años.

Ente los años 2009 y 2010 migraron de la primera linea 16 personas de las 14 familias asentadas. Nueve migraron a Misiones Argentina, dos familias completas a Buenos Aires y cinco personas a la capital de nuestro país.

Todas las personas migraron en busca de trabajo ya que en nuestra comunidad existe mucha plantación de soja mecanizada, casi la mayoría en manos de brasileños, por lo que existe muy pocas fuentes de trabajo para los campesinos

Vemos que esta situación está afectando principalmente a los niños y niñas que se ven obligados a cumplir funciones de adultos desde muy jóvenes. Por ejemplo, una de las familias afectadas tenía siete integrantes. El padre y los dos hijos varones migraron a Argentina. Uno tenía 20 años y el otro 14. Al momento de migrar el hijo de 14 años cursaba el 8vo. Grado y tuvo que dejar sus estudios para ir a trabajar. En la casa se quedó la señora con dos hijos, una nena de 12 años y un nene de 5 años, mientras que la hija mayor, de 21 años, se fue a trabajar a la ciudad de Encarnación.

Ante esta situación, algunas personas del asentamiento buscan solidarizarse con las familias que tienen familiares trabajando en Asunción o en Argentina, ayudándolas en los trabajos de la chacra.

Migración en el asentamiento La Victoria
Néstor Almirón, UCN.

En el Asentamiento La Victoria, del distrito de Yasy Cañy, Departamento de Canindeyú, en el año 2010 empezó la migración. En el mes de enero migraron ocho personas, cuatro personas se fueron a
Argentina, dos a Ciudad del Este y dos a Asunción. A la capital del país migraron para estudiar, a Argentina y Ciudad del Este en busca de trabajo.

Las cuatro personas que se fueron a Argentina para buscar trabajo fueron estafadas por su patrón. Trabajaban muy duro y ganaban una miseria. Dos pudieron regresar al país y las otras dos no, porque no tenían dinero para su pasaje. Una de las personas que migró a Ciudad del Este tenía una cuenta finaciera. A su regreso la cuenta era ya demasiado alta y no podía pagarla. Como tenía una extensa familia vendió una parte de sus tierras a un brasilero para poder pagarla. El brasilero comenzó a sembrar soja y maíz y de a poco fue comprándole todas sus tierras.

Además, como consecuencia del uso de agrotóxicos en la plantación de monocultivos, el hijo de la hermana del joven que había migrado a Ciudad del Este, nació con una malformación en el estómago, prácticamente casi todas sus vísceras expuestas y pocos días después falleció.

Vale aclarar que en medio del sojal hay una caseta policial que resguarda a los sojeros para que nadie intete entrar, pero de igual manera seguimos procurando para que se acabe la plantanción de soja en nuestra distrito y en nuestro país.

Comentarios

comentarios