La aprobación de la Ley de Objeción de Conciencia desata polémica y reacciones

El MOC analiza presentar pedido de inconstitucionalidad mientras que el Viceministerio de la Juventud enviará a Lugo proyecto de modificaciones. Jóvenes se rebelan contra la nueva ley.

El Movimiento de Objeción de Conciencia (MOC) analiza las acciones a tomar a partir de la promulgación de la ley que obliga a los jóvenes que quieren evitar el cuartel a prestar un servicio civil o bien, pagar una multa. Según Enrique Gauto, miembro de la organización, no descartan una inconstitucionalidad. Esta es la posición que Mario Franco comparte y apoya. Él tenía 17 años cuando se declaró objetor. Primero, reunido con un grupo de chicos que como él veían a las Fuerzas Armadas como sinónimo de todo lo que fue el régimen estronista, trabajó con el Servicio de Paz del Paraguay (Serpaj) para la formación del movimiento, allá por el ’93. “La milicia tenía en aquel contexto histórico una estrecha relación con todo lo que fue la dictadura de Stroessner. Y mi padre fue un preso político”, cuenta quien fue uno de los fundadores del MOC.

Hoy, ya alejado del activismo, nos dice que “siempre voy a ser un objetor. Creo que con una ley no van a conseguir que más gente se aliste en el servicio militar”, e insiste en que lo único que van a conseguir con la multa establecida por la ley es recaudar para el fisco. “Mucha gente no está de acuerdo con lo que representa la milicia y esta es una cuestión de opción, que hay que respetar”, nos dice Mario.

En su concepto, la mayoría de los jóvenes son prestadores de servicios civiles, pero este es un trabajo que solo tiene sentido porque se hace en forma voluntaria. “El mecanismo adecuado sería estimular la participación ciudadana, pero no obligarla. Esta tiene que darse en forma voluntaria”.

SERVICIO CIVIL

Cabe recordar que el Ejecutivo promulgó el pasado miércoles la ley de objeción de conciencia, con la que aquellos jóvenes que quieren se declaren objetores lo podrán hacer realizando servicio civil sustitutivo obligatorio o bien pagar una multa de 5 jornales mínimos, o sea 240 mil guaraníes.

Con la nueva norma, los que se oponen al servicio militar obligatorio podrán prestar un servicio civil ya sea en el sector público como privado en beneficio de la población. Asimismo, se crea un Consejo Nacional que bajo la presidencia del Defensor del Pueblo, tendrá la atribución de expedir las constancias de objeción. La ley tiene carácter retroactivo.

El punto más polémico de la recientemente promulgada Ley 4.013 que “reglamenta el ejercicio del derecho a la objeción de conciencia al servicio militar obligatorio y establece el servicio sustitutivo al mismo en beneficio de la población civil”.En el artículo 21 dice que debe ser aplicada en forma retroactiva, es decir, incluye a los objetores de antes a esta promulgación. “Los mismos deberán optar entre prestar servicio sustitutivo o pagar una contribución equivalente a 5 (cinco) jornales mínimos para actividades diversas no especificadas, cuya forma de pago será reglamentada por el Consejo. Los objetores en esta situación que se encuentran en estado de insolvencia serán exonerados del pago”, dice. Recordemos que la ley tuvo sanción ficta el 20 de mayo pasado y que su sanción generó críticas.

Por su parte, la concejala del PMAS Rocío Casco dice que “hay varias objeciones a la ley. La composición del Consejo. Espero que no sea un consejo de Admisión, porque esto significaría que puede aprobar o rechazar y no se puede rechazar el uso de un derecho constitucional”.

“Un tema polémico es el de la retroactividad, creo que si yo estuviera activando en alguno de los grupos antimilitaristas, les recomendaría que presenten acciones de inconstitucionalidad, puntual mente sobre esto”, dijo Casco. “Hay dos posiciones en los grupos antimilitaristas o de objeción de conciencia. Uno, que rechaza todo tipo de reglamentación y otro, que reconoce la situación pero busca y espera que el servicio civil sea voluntario, y personalmente en esa posición me inscribo”.

MODIFICACIÓN DE LA LEY

La viceministra de la Juventud, Karina Rodríguez, anunció que presentará al Ejecutivo una propuesta de modificación de la Ley de Objeción de Conciencia. Además, dijo que el Viceministerio de la Juventud debe participar en el comité. Un equipo de abogados empezó ayer a estudiar la normativa y en el lapso de un mes arrimará el proyecto al Presidente .“Habíamos pedido el veto de esa ley porque para nosotros no fue suficientemente debatida y tiene algunos artículos que son bastante complejos en torno a lo que han sido derechos ya conquistados por la juventud paraguaya, como por ejemplo el derecho a la objeción de conciencia”. Y añadió: “Por otro lado, entendemos que el Presidente lo que hizo fue intentar reglamentar el servicio civil que sí es una deuda pendiente que tenemos después de la nueva Constitución cuando se plantea el servicio civil en compensación a la no realización del Servicio Militar Obligatorio”.

Sin embargo, Rodríguez dijo que le preocupa el punto referente a las atribuciones del Consejo. “Estamos trabajando con un equipo de abogados para presentarle al Presidente una propuesta de modificación de los artículos que para nosotros son bastante delicados, porque responden a la voluntad o posicionamiento de las personas que conformen el Consejo que reglamenta la objeción de conciencia. Nosotros creemos que en eso hay que ser mucho más precisos porque la objeción de conciencia no puede ser evaluada, uno se declara objetor por razones que hacen a su forma de entender el mundo, religión, posicionamiento, ética, principios que rige la vida de cada uno de nosotros”, acotó.

25 de junio de 2010

Fuente: http://www.lanacion.com.py/noticias-313062.htm

Comentarios

comentarios