«La lucha por la tierra en Paraguay debería ser el programa unificador de las luchas sociales»

 Reflexiones sobre el segundo informe del Observatorio de Tierra, Agronegocios y Derechos Humanos, presentado el lunes 25 de agosto último.


 

(Néstor Vera Lopez -25de agosto 2014). La lucha por la tierra en Paraguay debería ser  el programa unificador de las luchas sociales, pero esto no es así por varios factores, sin embargo este  no es el lugar analizarlos. El informe del “observatorio tierra, agronegocios y derechos humanos” es un formidable instrumento para acompañar  la lucha por la tierra.
La prensa  da mucha  información, incluso sobre la criminal fumigación de los sojeros afectando a poblaciones enteras, violentando las leyes ambientales, sobre el nivel de ganancias de las transnacionales  o sobre los asesinatos de los dirigentes campesinos. Pero poniendo todas las informaciones en el mismo plano, el asesinato de un dirigente campesino y el choque de una modelo con su auto cero kilómetro.
Mucha información dispersa y casi inmediata.Dan tanta información que terminan ocultando lo importante o saturándonos de información  que no sabemos para qué nos sirve.
El informe del observatorio nos muestra cómo funciona el aparto de exclusión de este modelo, haciendo las conexiones entre tierra, agronegocios y criminalización de la lucha social.
La tierra es necesaria para implementar el modelo de acumulación de las empresas agroexportadoras y para ellas no hay límites. No existe ninguna frontera ni racionalidad jurídica. Eso mismo hoy pasa en los bañados, las empresas inmobiliarias necesitan seguir creciendo y los bañados son lugares privilegiados para sus intereses, y van a usar los mismos métodos para buscar expulsar a los bañadenses de sus hogares.
En cuanto a la criminalización, podemos decir que el caso Curuguaty es un hecho histórico que posibilitó la articulación de los diferentes movimientos sociales y políticos por una justicia justa.
Se rompió el cerco mediático que criminalizó a las campesinas y campesinos, se logró sostener la lucha por varios meses, con varias acciones y se consolidó un núcleo que acompañó a los familiares…gracias a que se pudo acceder a mucha información que respaldaba los reclamos de las campesinas y campesinos. Necesitamos profundizar esta alianza entre el acceso a la información sistematizada y su divulgación en los movimientos sociales y políticas a nivel urbano.
Para el Frente Recoleta este informe permite mejorar nuestro entendimiento  de la lucha urbana por la tierra, protagonizada por los mismos actores, mujeres, varones, familias expulsadas de sus tierras por los agro negocios. Nos permite poder conversar con los diferentes grupos urbanos que la lucha por la tierra en Curuguaty, Laterza Cue, Y´apo son también sus luchas y que mañana muchas de esas familias serán sus vecinos.
Gracias a este tipo de iniciativas, cada ves más sabemos cómo se maneja y cual puede ser el futuro de las campesinas y campesinos si no se siguen las luchas y si éstas no son articuladas con el sector urbano. No estoy diciendo algo nuevo, en algún momento fue así y se tuvo mucha fuerza, hoy es el momento de recuperar estos espacios unitarios y conectar la lucha de los bañados con la de los movimientos campesinos.
La lucha por la tierra debe ser el espacio de encuentro entre los diferentes movimientos campesinos y urbanos frente a un mismo sistema económico explotador y represivo, pero necesitamos espacio, tiempo y tareas que nos convoquen, que nos den elementos para esa articulación.
Este informe nos define claramente donde está el enemigo y con qué ropajes se viste para intentar engañarnos
Marina Cué pueblo mba´e
Bañado para l@s bañadenses

 

FOTO: Jetyvyro

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario