«La prensa y los gremios mienten sobre Marina Kue»

Asunción 28 de diciembre 2020 (BASE-IS) Las familias campesinas que pueblan el asentamiento de Marina Kue, Canindeyú, rechazaron la campaña emprendida por algunos medios de prensa y por gremios del agronegocio para evitar que el Ejecutivo apruebe la Ley que permitirá regularizar las tierras dónde viven unas 170 familias. Según señalan los dirigentes la campaña se basa en mentiras ya que en el lugar no existe ninguna reserva forestal, por lo que invitaron a estos sectores a llegar al lugar y conocer de cerca la realidad.

«Tenemos derecho a un pedazo de tierra» señaló Martina Paredes, dirigente del asentamiento que está constituido por familiares de víctimas y sobrevivientes de la Masacre de Marina Kue, ocurrida el 15 de junio del 2012. Los pobladores señalaron también que, al contrario de lo que indica la prensa, ellos tienen un plan de reforestación del lugar que fuera depredado por la familia Riquelme para utilizarlo como pastura para sus vacas.

Las más de 1.700 hectáreas que serán entregadas al INDERT para otorgarlas a los pobladores de Marina Kue, nunca fueron parte de una reserva forestal privada, ya que fueron propiedad pública y desde hace años debieron ser destinadas a la Reforma Agraria, como señalan los documentos oficiales de diferentes instituciones, agregaron los campesinos. Dichas tierras forman parte de las millones de hectáreas de tierras malhabidas de las que empresarios, militares y funcionarios cercanos al régimen stronista se apoderaron irregularmente.

El pasado miércoles la Cámara de Senadores aprobó el proyecto de Ley que pasa a dominio del INDERT las tierras de Marina Kue, el Ejecutivo deberá promulgar o vetar la Ley antes de finalizar la presente semana. Además de las familias campesinas de Marina Kue, varias organizaciones que acompañaron la causa manifestaron su apoyo a la iniciativa que permitirá la regularización del asentamiento dónde viven y producen cerca de 600 personas, además funciona una escuela con más de 150 niños y niñas.

En la Masacre de Marina Kue, el hecho más luctuoso en el marco de la lucha por la tierra en Paraguay, murieron 11 campesinos y 6 policías durante un desalojo ilegal ejecutado sin orden judicial, el hecho derivó en el golpe de Estado parlamentario contra el entonces Presidente Fernando Lugo. A partir de los sucesos, el 15 de junio fue declarado como Día Nacional de Lucha por la Tierra por las organizaciones campesinas.

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario