Mañana arrancan movilizaciones para recuperar las tierras robadas al pueblo paraguayo

Movimientos sociales se manifestan en capital y cinco departamentos, además se reúnen con los tres poderes del Estado. Desde las 9 de mañana de este martes 25 de octubre arrancan las movilizaciones masivas de movimientos campesinos, indígenas, estudiantiles, de vendedores ambulantes, sindicales, de poblaciones ribereñas y de colectivos culturales. Todos unidos en torno a una sola reivindicación nacional: exigir a instituciones del Estado que agilicen los trámites para la identificación, medición y judicialización de las tierras malhabidas o bajo sospecha, para su efectiva recuperación.
La Coordinadora por la Recuperación de Tierras Malhabidas, como se llama el frente multisectorial que convoca para mañana, exige que se empiece este proceso con las tierras de Ñacunday y Antebi Cue. Con las primeras tierras, que se concrete la mensura judicial para identificar cualquier irregularidad que exista; y con las ex tierras de Antebi, que el Poder Judicial termine el proceso empezado por el Instituto Nacional de Desarrollo Ruraly de la Tierra (INDERT) y devuelva a las familias campesinas los lotes agrícolas que hoy están en manos irregulares. Las movilizaciones cubrirán, como mínimo, dos días.

Itinerario
Desde las 9 de la mañana se convocarán las personas de distintos sectores e incluso la ciudadanía que quiera sumarse a la causa, en Asunción, como en otros cinco departamentos del país. En la capital se arrancará desde la Plaza Uruguaya, se subirá por la calle Palma hasta llegar a la avenida Colón, luego tomarán la avenida Carlos Antonio López, para finalmente arribar frente al Palacio de Justicia, donde exigirán a la Justicia predisposición y celeridad en todas las causas relacionadas a la recuperación de tierras en situación irregular.
En simultáneo, en el departamento de Ca’azapá se reunirán manifestantes en San Juan Nepomuceno; en el departamento de Itapúa en Pirapey Km 45 y Encarnación; en el departamento de Alto Paraná en la Plaza de la paz de Ciudad del Este; en Amambay la congregación será en Pedro Juan Caballero y en el departamento de Kanindeju en Salto del Guairá y Jasy Kañy.

Cumbre de poderes
La duración de las movilizaciones dependerá del resultado de una reunión que sentará a representantes de la Coordinadora y de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, mañana a las 14 horas, en el Centro Cultural El Cabildo. Los sectores campesinos, indígenas y urbanos estuvieron haciendo reuniones previas con el presidente de la corte Suprema de Justicia, Luis María Benítez Riera y con referentes del Ejecutivo, como el presidente del INDERT, Marciano Barreto y otros.
Aparentemente hubo buena predispsición de dichas autoridades para encaminar el proceso de esclarecimiento y ejecución de las predisposiciones legales para corregir las irregularidades en torno a la concesión de tierras estatales. Pero mañana se definirá qué curso toman los acontecimientos.

Sanear las instituciones
Según Cristian Sosa, secretario de actas de la Organización Nacional de Aborígenes Independientes (ONAI), las acciones de la Coordinadora elementalmente constituyen un grito de guerra contra la histórica corrupción en la distribución de la tierra en Paraguay. Agrega que también intenta abrir un proceso de saneamiento en las instituciones estatales vinculadas a la tierra, donde todavía permanece una estructura de funcionarios y funcionaras que apañó o participó en negociados irregulares con las tierras del estado.
Jorge Galeano, del Movimiento Agrario del Paraguay (MAP), dijo hoy en la conferencia de prensa de la Coordinadora, que en la reunión con los tres poderes pedirán la renuncia de la directora de Registros Públicos, Lourdes González, y del Procurador General de la República, José Enrique García, por no encarar acciones para resarcir el daño que se le hizo al Estado paraguayao o más directamente, a las familias campesinas, con las tierras para la reforma agraria en manos irregulares. Incluso en el caso de la directora del Registro Pública, se le responsabiliza el apañar a detentores ilegales de tierras.

Foto: Archivo BASE IS

Comentarios

comentarios