Minas y Energías rechaza subsidiar energía eléctrica a Río Tinto

Seguirán los estudios de factibilidad y en febrero habra otra audiencia pública en base a informaciones concluyentes.
“Hemos acordado en la Mesa Energética que la tarifa no puede ser menor al costo, o sea, no puede haber subsidios”, dijo tajantemente Mercedes Canesse, titular de Minas Energía. Fue durante la audiencia pública del lunes, donde el gobierno presentó informaciones sobre la propuesta de la empresa de aluminio Río Tinto Alcan, con intenciones de instalarse en el país..

La misma está interesada en Paraguay, pero sólo si consigue que el Estado le venda su energía eléctrica en un precio ventajoso, por debajo de la tarifa normal. Canesse dijo que Paraguay usa como parámetro el precio de la energía en el mercado mundial para establecer su tarifa, y que en lugares como China la misma tiene un costo de 60 dólares cada megawats/hora. Mientras que Río Tinto propone pagar 30 a 35 dólares cada megawats/hora.

Además la empresa canadiense pide mantener la misma tarifa por 30 años, y que el costo que pague sólo se ajuste de acuerdo al comportamiento del dólar y no en base al precio de mercado de la energía. Para Canesse, cerrar un acuerdo así sería caer en lo mismo que Itaipú, donde justamente se pelea ante Brasil para que pague el precio de mercado por nuestra energía.

“Y eso no sucede en ningún lugar del mundo, no tiene el menor sentido que teniendo ya hoy un precio con Brasil y peleando por un precio mayor, a partir del 2023 estemos bajando ese precio. Eso no va a suceder”, dijo. Aunque aclaró que a su cartera y la ANDE sólo les compete una postura energética frente a la propuesta de Río Tinto, pero que hay otros factores (ambientales, económicos, laborales, etc) que se deberán evaluar para tomar una decisión estatal.

El Estado sigue haciendo estudios de factibilidad, y se propusieron tener indicadores más concluyentes para febrero de 2012, cuando se hará una nueva audiencia pública, con infomaciones más completas.

Según los números que manejan Minas y Energía y la ANDE, de instalarse la fábrica transnacional, doblaría el consumo nacional de energía eléctrica. “De consumir 11 mil gigawats/hora por año, pasaríamos a 20 mil más o menos. En realidad es muy grande, un sólo cliente igual a todo los 1.200.000 clientes que tiene la ANDE”, precisó la funcionaria.

En cuanto a la cantidad de puestos de trabajos que podría generar -una de las banderitas de batalla de Río Tinto en su propuesta- Canesse aseguró que se tratan de 1.250 empleos fijos y directos en la etapa de operación.

“Ellos ponen como un elemento positivo la generación de empleo, inclusive justificando con eso el que puedan tener una reducción en la tarifa eléctrica, en relación de lo que hoy paga la industria nacional. Y la verdad de las cosas es que ese no es un parámetro a considerar, porque la generación de empleo de la industria nacional es 1.400 veces más que el de una industria electrointensiva como Río Tinto”, explicó.

FOTO: Imágenes de la audiencia pública, en el momento en que exponía Mercedes Canesse

Comentarios

comentarios