¡No fumiguen la educación!

Asunción 10 de febrero 2020 (BASE-IS) Frente al Palacio de Justicia, como símbolo de la necesidad urgente de que se tomen cartas en el asunto, se lanzó hoy la campaña No Fumiguen la Educación, impulsada por la Articulación Anive Pefumiga. La campaña denuncia la situación de unas 100 escuelas que se encuentran en grave riesgo debido a estar rodeadas de sojales y otros cultivos fumigados con potentes agrotóxicos.

Según vienen denunciando desde la campaña más de 8 mil niños y mil docentes que concurren a estás instituciones ven amenazada su salud y su propia vida ante las constantes fumigaciones ilegales. Para sensibilizar al respecto se realizó una representación en que los niños y niñas asistían a clases con «guarda tóxicos» en reemplazo de los tradicionales guardapolvos a fin de no ser afectados por los venenos utilizados en las fumigaciones ilegales.

Javier Ramírez, Estudiante e integrante de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios señaló que muchas veces las clases deben suspenderse en estás escuelas ya que los niños y niñas son sensibles a los efectos que producen los agrotóxicos, señaló que los chicos tienen vómitos, dolores de cabeza y mareos; el dirigente estudiantil insistió en que la Ley de Productos Fitosanitarios prohibe fumigar a menos de 100 o 200 metros -en caso de fumigación aérea- de las escuelas, colegios y centros de concurrencia pública, sin embargo, denunció que pudieron constatar que en muchos casos hay cultivos extensivos que son fumigados incluso al lado de las escuelas.

Numerosos estudios internacionales muestran la relación dañina entre la salud humana y la exposición a pesticidas, en particular la de niños y niñas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “Los plaguicidas altamente peligrosos pueden causar efectos tóxicos agudos o crónicos, y plantean riesgos específicos para los niños”. Además, expertos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señalan que «los niños son más vulnerables que los adultos a la exposición de sustancias tóxicas por diversos motivos. Su capacidad de eliminar las toxinas también difiere de la de los adultos. La exposición a químicos peligrosos y pesticidas puede afectar seriamente su desarrollo físico y neurológico».

Alicia Amarilla, de la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas (CONAMURI) también integrante de la campaña, señaló que el Ministerio de Educación debe actuar de forma urgente ante está problemática para evitar que se continúe poniendo en riesgo la vida de niños y niñas. Añadió que si bien tienen identificadas, mediante un estudio de casos, 100 escuelas en esta situación, habría muchas más a nivel nacional por lo que es necesario un protocolo de actuación en caso de fumigaciónes que afectan a Escuelas y Colegios.

Melissa Giménez, de la Unión Nacional de Centros de Estudiantes del Paraguay (UNEPY), mencionó que «desde la muerte de Silvino Talavera, hace más de 17 años, no sé ha hecho nada desde el Estado para evitar que los Agrotóxicos sigan afectando la vida y la salud de los niños y niñas», añadiendo que está violación de derechos afecta gravemente a los y las estudiantes de las escuelas fumigadas.

Las organizaciones integrantes de la campaña llaman a la ciudadanía a acompañar el reclamos firmando la petición en línea en la que se exige a la fiscalía que accione para hacer respetar la Ley. La petición espera recoger unas 20.000 firmas, cada una de ella va a estar representada por un metro de distancia entre escuelas y fumigación. Para formar parte de esta solicitud sumate a la firma en http://bit.ly/NoFumiguenlaEducacion

«Siempre hemos denunciado la fumigación contra comunidades campesinas, y hoy son miles de estudiantes y docentes que están afectados por esta situación» concluyó Teodolina Villalba, de la Federación Nacional Campesina al momento de realizar un llamado a la ciudadanía para insistir en la necesidad del cumplimiento de la Ley y la sanción a quienes violan la normativa ambiental.

Plantean Mesa de Trabajo

Días atrás el Ministerio de la Niñez y Adolescencia convocó a una mesa de trabajo interinstitucional entre diferente entes públicos relacionados a la problemática de las Escuelas Fumigadas. Durante la jornada de hoy referentes de la campaña No Fumiguen la Educación se reunieron con autoridades del Ministerio de Educación quienes también plantearon una Mesa de Trabajo para analizar la situación de las escuelas afectadas y garantizar el cumplimiento de la Ley.

El libro Escuelas Rurales Fumigadas en Paraguay lanzado en noviembre del 2020 recoge testimonios de los principales casos de escuelas y colegios afectados por esta realidad que durante largos años permaneció en silencio, una violación sistemática a los derechos humanos de miles de niños, niñas y adolescentes.

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario