Nuevo año y nuevo ministro; viejas prioridades

El pasado 20 de enero Enzo Cardozo fue reemplazado por Rody Godoy en el Ministerio de Agricultura y Ganadería(MAG). Éste asumió el cargo con propuestas pro-sojeras en el bolsillo.
Para los ganaderos y sojeros, Godoy demostró estar a la altura de su antecesor, pues en sus primeras declaraciones demostró ser un afanoso protector de sus intereses. Se mostró en contra de un impuesto a la exportación de soja; en cambio se ofreció a presentar alternativas.
La sintonía “de fábrica” entre el nuevo ministro y la Unión de Gremios de la Producción(UGP) es tal, que las ideas de alternativas que sugiera el fucionario serán plasmadas en proyectos por el propio gremio de empresarios agropecuarios.
Otro signo que promete que en el campo se agudizarán las contradicciones entre el modelo sojero y el campesino es que Godoy ya se sienta a la mesa con el sector, para revisar temas como el avance en la liberación de nuevos cultivos transgénicos, normas de bioseguridad y la caída del dólar.
La principal carta del ministro entrante en torno al impuesto radica en gravar la producción de soja de acuerdo a la ganancia de las exportaciones de los sojeros. Esta idea es totalmente ambigua y confusa, puesto que actualmente ya existen impuestos que cubren tanto la ganancia de actividades agropecuarias(Imagro) como las exportaciones de las mismas(Iracis), explicó el economista Luis Rojas.

FOTO: Godoy junto al presidente de facto Federico Franco. FUENTE: www.tnpress.com.py

Comentarios

comentarios