Paraguay: Adolescentes trabajadoras impactan a la audiencia del Instituto Interamericano INN

La Convención sobre los Derechos de la Niñez menciona un concepto completamente innovador en relación con los derechos de la infancia, que se refiere precisamente al derecho a la participación y que implica el establecimiento del derecho a la libertad de expresión, al acceso a la información, a la posibilidad de expresar sus opiniones y a establecer asociaciones.

A partir de la aprobación en 1989 de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, varias organizaciones y movimientos sociales hicieron de los derechos establecidos en este texto su bandera. Para construir un nuevo paradigma de la cultura de la infancia y adolescencia desde su protagonismo, se han destacado históricamente movimientos sociales en los que los niños y las niñas tienen la primera y la última palabra, en donde los niños, en un esfuerzo común y responsable, articulan sus propios objetivos y crean normas y estructuras que ellos determinan. Los niños se desarrollan a partir de sus propias iniciativas, a veces en confrontación con grupos adultos escépticos u hostiles.

Audiencia del Instituto Interamericano Del Niño, Niña y Adolescentes INN

Con el fin de promover la participación de niños, niñas y adolescentes a través de la realización de una actividad regional en la que ejerzan su derecho a recibir información, emitir opiniones y ser escuchados, el Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN) y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, en conjunto con la Organización de Estados Americanos (OEA), se ha realizado en Bogotá el primer ‘Encuentro Regional Intergeneracional de Participación Infantil y Adolescente’ durante los días 18 y 19 de noviembre.

«No es suficiente con que los niños, niñas y jóvenes sean portadores del derecho a la participación, es necesario que lo ejerciten tal como lo están haciendo en este encuentro. El reto de las organizaciones que apoyamos este proceso como la OEA, a través del IIN y los estados de Canadá y España con sus agencias de cooperación, y el ICBF con sus programas, es que esta experiencia no recaiga sobre unos pocos, sino que se extienda a lo largo y a lo ancho de todo el hemisferio», señaló el Representante del Secretario de la OEA en Colombia y Jefe de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz, Marcelo Álvarez.

«Promover y comentar las diversas formas de participación es el ejemplo claro de democracia en la región. La participación de niños, niñas y adolescentes permite el crecimiento en el ejercicio ciudadano, proceso que atraviesa todos los actores y crea estrategias de colaboración promulgando por sus derechos fundamentales», sostuvo María de los Dolores Aguilar, Directora del Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes.

Paraguay, dentro del MERCOSUR, es el único país que cuenta con una Secretaría de la Niñez con rango ministerial y está articulando un liderazgo a nivel de MERCOSUR para invertir más en políticas participativas para la infancia. Estas políticas innovadoras se ha visibilizado durante el debate de la audiencia del Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN).

El funcionario Francisco Estigarribia, en representación del Gobierno de Paraguay y de la dirección de participación protagónica de SNNA dirigida por Carlos Nogue y anteriormente por Juan Gamarra, ha enfatizado que “a la nueva administración de la Secretaría de Niñez y Adolescencia dirigida por la Ministra Liz Torres, al igual que a las de otras secretarías y ministerios del ejecutivo, le cupo realizar esfuerzos importantes por re componerse en la institucionalidad, con planes, programas, y presupuesto asignados para los fines para la que fue creada». En este sentido incorpora nuevas formas de gestión, metodologías de abordaje respetuosas de los derechos de los niños, niñas y adolescentes y se crea la dirección de participación protagónica.

Ha elaborado un plan estratégico y una propuesta metodológica de abordaje que:

– Busca que los niños, las niñas, los adolescentes, junto a sus familias y sus comunidades se constituyan en sujetos sociales e históricos de cambio de la realidad que les afecta y;
– Que a través de la movilización y la organización ejerzan el control de la gestión de lo público y exijan en el marco del Estado Social de Derecho que todas las niñas, los niños y los adolescentes gocen de pleno bienestar.

Busca además Impulsar un proceso que propone:

– Constituir sujetos protagónicos y políticos aportando a la interlocución de los niños y niñas;
– La construcción de los escenarios favorables para la niñez y la adolescencia, y;
– Conjugar intereses superiores con la inclusión de todos los sectores.

Quiere facilitar una nueva construcción de poder, basada en la horizontalidad, el respeto a las diferencias y los valores humanos, el aprendizaje permanente y la articulación de las colectividades. Para ello establece y articula direccionamientos estratégicos para su accionar y que tiene que ver con trabajar en los espacios establecidos por la misma gente desde sus convivencias y sus relaciones, caracterizado por su sentido simbólico en lo social y cultural. Facilitando la recuperación del valor de los niños, niñas y adolescentes en sus comunidades, acompañando para el fortalecimiento del protagonismo de los niños, niñas, adolescentes, con sus familias y comunidad, y posibilitando el encuentro de sus experiencias con otras experiencias al nivel nacional y regional. La propuesta de construir sujetos protagónicos tiene que ver con una propuesta emancipadora que conduce a las personas a conocerse plenos desde sus libertades. Libertades que tienen sentido en el desarrollo de su ser y no como piezas de relaciones inequitativas y desiguales.

Para el Paraguay este nuevo tiempo significa una ruptura liberadora que le permite cuestionar su historia. Historia que ha entendido solo de opresores y oprimidos. Significa también una ruptura de la práctica de resistencia de nuestro pueblo muchas veces caracterizada por la “sobrevivencia”, para encontrarse con una nueva utopía, que hoy renace, se reconstituye, se agrupa, y se fortalece de la mano de sus hijas e hijos. La Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia asume una posición sobre el sujeto social, con quien promueve la propuesta de participación protagónica, reconociendo a las personas que proceden de sectores cuyos derechos han sido vulnerabilizados. Son aquellas personas que Sánchez define como provenientes de segmentos sociales vulnerables cuyo ñe’ê o palabra no tiene suficiente lugar para ser escuchado en el espacio público. Entiende además que la democracia paraguaya no puede ser apreciarse de tal si no se construye desde estos sujetos dignificados. Visibilizar a estos sujetos empieza por entender que siempre estuvieron presentes y marcaron pautas aunque no hayan sido reconocidos, muchas veces invisibles, pero siempre en movimiento, trasformando y creciendo, porque su fuerza cotidiana siempre estuvo en su trabajo, en su afecto, en su solidaridad, en su sueño y por sobretodo en su respeto a la vida.

La propuesta de los Aty Ñomongetarã, es la apuesta que realiza la Secretaría Nacional de Niñez y Adolescencia para instituir al niño, niña y adolescente como sujeto protagónico e histórico, en tiempos en el que la sociedad paraguaya requiere imperiosamente reafirmar sus principios y convicciones democráticas. Con ello se suma a las diversas y valiosas iniciativas que se han desarrollado con este mismo fin desde los diferentes sectores de la sociedad y que han encontrado sus expresiones más genuinas en las organizaciones de las mujeres, de los pueblos indígenas, de las campesinas y los campesinos, de las niñas, niños y adolescentes trabajadores y de muchos otros que han permanecido invisibilizados. Esta propuesta se constituye en un reto más, tanto para el ámbito gubernamental como para el sector de la sociedad civil, en el desafío de recomponer las relaciones que convoquen valores como, el respeto a las ideas, a la diversidad, a la equidad, a la igualdad, y fundamentalmente a la dignificación de las personas en todas sus dimensiones. Los Aty Ñomongetarã se sustentan en la recuperación de la palabra del niño, niña y adolescente desde su propia realidad. Este ñe’ê (palabra) es la forma por la cual se busca la ruptura de la relación adultocentrista, instalada en la prácticas cotidianas familiares, comunitarias e institucionales, a fin de incorporar relaciones más horizontales que propician el reencuentro de saberes y afectos como parte de un solo espacio/tiempo compartido. Este ñe’ê se realiza en el marco de la elaboración del plan nacional de acción de niñez y adolescencia, que en términos programáticos la Secretaría lo entiende como un proceso que implica tres momentos claves: a) escuchar y recoger los intereses de los mismos niños, niñas y adolescentes; b) orientar las acciones de implementación del Plan Nacional a través del diseño de los presupuestos destinados a niñez y adolescencia; y c) el seguimiento y la evaluación de las acciones comprometidas e implementadas. Es así que el Plan Nacional de Acción se convierte en el elemento conductor del proceso de participación protagónica de los niños, niñas y adolescentes en cuanto a las discusiones y definiciones sobre las políticas públicas que les son destinadas por parte del Estado”, concluye Francisco Estigarribia que aclara posiciones que el anterior director Juan Gamarra había presentado en el seminario internacional «PERSPECTIVAS RETOS Y REALIDADES EN TORNO A LAS INFANCIAS -«Un análisis desde las políticas públicas», promovido por la Universidad Pedagógica Nacional de Bogotá y la Fundación Creciendo Unidos en agosto de 2009.

Esta posición de protagonismo de la infancia de los sectores populares y vulnerados se ha visibilizado en las intervenciones de las delegadas adolescentes paraguaya que han impactado la audiencia del Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN), que tuve el placer de acompañar personalmente.

Gladys González, 15 años, delegada de la Coordinación Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores CONNATs de Paraguay, ha subrayado que “es la Primera vez que el Gobierno Nacional nos llama para escucharnos a los Niños, Niñas y Adolescentes, principalmente a los indígenas, afrodescendientes, niños trabajadores, a los campesinos, a los que tienen discapacidad. Se hizo un esfuerzo grande para que los niños, niñas y adolescentes participen. Se invertio plata, se trabajo un material para el proceso. La idea es aportar desde nuestras realidades como niños, niñas y adolescentes, el Gobierno del Presidente Lugo nos quería escuchar realmente. Tuvimos la posibilidad de encontrarnos con las autoridades que gua’u deben cumplir nuestros derechos, los intendentes, los gobernantes, policías, ministros, ministras, con el propio Presidente y es importante que eso pase mas seguido. Nos encontramos niños, niñas y adolescentes de diferentes lugares y muchos por primera vez tenían un espacio para hablar de su realidad, para compartir. Se visibilizo a los diferentes sectores y fuimos reconocidos con nuestras particularidades, con nuestros problemas. A partir de eso se intento construir procesos pedagógico político, a partir de nuestras realidades, vivencias y formas de entender el mundo. El Presidente Lugo y algunos Ministros y Ministras nos quisieron escuchar realmente pero el Parlamento y el Poder Judicial no hicieron nada por nosotros en todo este tiempo, es importante que ellos también nos escuchen y hagan algo para nosotros. Entre los desafíos es importante seguir con presupuesto propio para los Aty Ñomongetarã y los territorios sociales solidarios. Es importante que el estado entienda que los Niños, Niñas y Adolescentes tenemos el derecho a participar”, concluye Gladys Gonzales, adolescente trabajadora en el Mercado Abastos de Asuncion.

Estas buenas prácticas de aplicación de los derechos de los niños y de buen vivir – TEKO PORA que caracteriza el Paraguay de hoy, se han visibilizado en la intervención de Elizabeth Ortega, adolescente de 14 años representante del pueblos Mbya Guaraní, que fue traducida al castellano por su amiga Gladys Gonzales. Elizabeth Ortega ha evidenciado que “el proceso de los territorios sociales solidarios ayudan a las comunidades realizando reuniones como niños, niñas y adolescentes, aprendimos cantos, bailes y juegos tradicionales de nuestras culturas. Nos permitió fortalecer nuestras costumbres y culturas como pueblos originarios. Se hicieron artesanías de los indígenas. Aprendimos los niños, niñas y adolescentes, las mujeres a hacer artesanía. Se apoyaron ollas populares a las comunidades indígenas. Pero se necesita mayor apoyo para recuperar y mantener la cultura indígena”.

Ministra de la Niñez y la Adolescencia Participa en Foro Internacional sobre Protección Social y Trabajo Decente

La ministra de la Niñez y la Adolescencia, Liz Torres, participa de un Foro Internacional en el cual dará a conocer la experiencia del Programa Abrazo, cuyo objetivo es la disminución progresiva del trabajo infantil en las calles. El encuentro, denominado “Expo Global para el Desarrollo Sur-Sur”, se constituye en un espacio de discusión de líderes de diferentes países que analizan temas como educación, salud, y VIH/SIDA, entre otros. La ministra Liz Torres participará en el Foro sobre Protección Social y Trabajo Decente, organizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En su intervención, la ministra Torres hará un repaso del proceso de instalación del Programa Abrazo como política pública de protección y atención directa a la niñez en situación de trabajo en calle, instalado en el año 2005 en la Secretaría de Acción Social (SAS), con una cobertura inicial de niños y niñas de 6 a 14 años. En agosto de 2008, el Programa fue traspasado a la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA) y sufrió un rediseño que permitió ampliar su cobertura a los niños y niñas de 0 a 14 años y, además, realizar acciones específicas de protección, como el Operativo Verano. En marzo de este año, Abrazo fue seleccionado como uno de los once programas emblemáticos del Gobierno Nacional, con lo cual se establece la meta de ampliar la meta actual de 1.904 niños y niñas a 5.630 niños y niñas, con sus respectivas familias. Dicha meta aún no pudo ser alcanzada por falta de aval Parlamentario para la utilización de una donación de Itaipú Binacional que permitirá la inclusión de nuevas familias. No obstante, el Programa Abrazo también ha contado con el apoyo de la cooperación internacional de países del Sur. Este 2010, parte del personal técnico del Programa Abrazo ha conocido de cerca los Programas del gobierno brasileño “Borsa Familia” (similar a Tekoporâ) y PETI (Programa de Erradicación del Trabajo Infantil, semejante a Abrazo), con los que se comparten metodologías y componentes del servicio, como es el caso de las Transferencias Monetarias con Corresponsabilidad. Fruto de este intercambio, el Programa Abrazo ha ido incorporando aprendizajes, que permitirán en el futuro una nueva ampliación de la cobertura del Programa para proteger a los niños y niñas de 0 a 14 años que realicen cualquier tipo de trabajo infantil peligroso.

*Cristiano Morsolin es operador de redes internacionales para la defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Co-fundador del Observatorio sobre Latinoamérica SELVAS, trabaja en Latinoamérica desde 2001. Es autor de varios libros entre los cuales “En deuda con los derechos-diferentes miradas sobre ciudadanía, trabajo infantil, explotación y derechos de los niños, niñas y adolescentes del Ecuador”, Quito 2010 y “Contre le travail des enfants”? CETRI, Bruxel 2008.

Fuente: http://www.argenpress.info/

Comentarios

comentarios