Paraguay y la tecnología 4.0 en la actividad agropecuaria o “Agtech”, en el contexto de pandemia de COVID-19 

El pasado 1 de julio se anunció la presentación de la primera pulverizadora de precisión del país, “Weed-it quadro”, de procedencia holandesa. Esto se da en el marco del desarrollo de la teconología 4.0 o “AgTech” en Paraguay y la región. El AgTech consiste en tecnologías disruptivas en el agro, que comprende un  conjunto de softwares asociados con el fin de una automatización completa tanto digital como física de la agricultura, con drones y maquinarias automatizadas para todas las etapas de producción y recopilación de datos mediante sistemas de software específicos

El impulso al desarrollo del AgTech se coloca como punto central de INNOVAR Digital Feria Agropecuaria, organizada por la Unión de Empresarios Agropecuarios (UEA), con los objetivos centrados en facilitar el acceso al uso de las tecnologías 4.0 a productores agropecuarios; ingresar a Paraguay en el mapa de los epicentros Agtech; hacer lobby con funcionarios públicos afines para generar políticas públicas y programas de promoción del sector (con el impulso a la densificación de la red, el crecimiento de la comunidad de startups, pymes y emprendedores, inversionistas, mentores y asesores conectados y dispuestos). 

Si bien algunas AgTech son utilizadas en el país hace algunos años en el país, como por ejemplo, implementos para agricultura de precisión (sensores para siembra y fertilizaciones), benderilleros satelitales para georreferenciar aplicaciones fitosanitaias y aplicaciones para pronósticos climáticos o mercados online, existe una nueva generación de tecnología digital dirigida a la actividad agropecuaria, que producirá fuertes impactos tanto sociales como ambientales.

Por su parte, el CEO y presidente de Bayer para la región del Cono Sur, Christophe Dumont, expresó que las nuevas plataformas de innovación y biotecnológicas darán un nuevo salto a la agricultura tanto en Paraguay como en el mundo durante la tercera edición del BayerTec, realizada el 28 de febrero, en la localidad de Naranjal de Itapúa.

Este proceso se da en el contexto regional de desarrollo de la AgTech, enmarcado en la “Alianza Digital Educativa”, firmada entre el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), y Microsoft Latinoamérica, con el fin de potenciar la transformación digital del sector. El mismo entró en vigencia en el año 2020. 

Tiene como objetivo facilitar la cooperación en áreas como el desarrollo de soluciones tecnológicas necesarias para el agro en las Américas; la implementación de herramientas de Internet de las Cosas (IoT), Big Data e Inteligencia Artificial (IA); así como la aplicación de innovación y tecnologías de información y comunicación en proyectos de desarrollo, entre otras. Además, apunta a utilizar la amplia plataforma tecnológica de Microsoft para innovar en la cadena de valor del sector agropecuario. 

A la citada alianza, se sumó la corporación Global Hitss, para fortalecer las aplicaciones de software, y las empresas Bayer y Coterva con paquetes tecnológicos que tienen semillas modificadas genéticamente y nuevos formulados comerciales de agrotóxicos. Con ello, están contemplados todos los procesos productivos del sistema agroalimentario, marcados por la dominación de Bill Gates, Bayer/Monsanto y Corteva (Dow, Dupont & Pioneer). 

El 30 de junio se presentó en Argentina el Plan AgTech, constituyendo la puerta de entrada a la región, como fue con Monsanto en el año 1986 . De acuerdo a Fernando Cabaleiro, se trata del proyecto denominado “AgOne”, que fue construido por Bill Gates consistente en “investigaciones y proyectos tecnológicos aplicados sin evaluación de riesgos en el sistema agroalimentario, con el fin de generar procesos de acumulación del capital, concentración económica, apropiación de recursos genéticos y dominación social, tal como lo ha denunciado la Dr. Vandana Shiva. 

La alianza firmada por el IICA, la Fundación Bill Gates, Bayer/Monsanto, y Corteva, es la más peligrosa para la agricultura y la soberanía alimentaria de cada país en América Latina y el Caribe. Implica, el control corporativo y tecnocientífico sobre la reproducción de la “naturaleza”. De acuerdo al sociólogo Lazzato, la agricultura intensiva que tiene como correlato deforestaciones masivas, alteran profundamente la relación entre lo humano y lo no humano,  de la que han emergido nuevos tipos de virus. La alteración de los ecosistemas a través de actividades extractivas es la raíz de los ciclos de los nuevos virus. En la misma línea, Rob Wallace, autor de ‘Big Farms Make Big Flu’, el crecimiento de la incidencia de los virus está ligado al modelo industrial agropecuario, especialmente el ganado. 

Al respecto, Silvia Ribeiro expresa que la verdadera fábrica sistemática de nuevos virus y bacterias es la cría industrial de animales, según señala la “la cría masiva de animales confluye con la destrucción de hábitats naturales y de biodiversidad, que hubieran funcionado como barreras de contención de la expansión de virus en poblaciones de animales silvestres”. Según añade los principales responsables de esta destrucción de ecosistemas son el sistema alimentario agroindustrial en su conjunto, el crecimiento urbano descontrolado y el avance de megaproyectos para servicio de los anteriores, como minería, carreteras y corredores comerciales, como por ejemplo el Corredor Transístmico. 

Ribeiro añade que pese a los desastres que está causando la pandemia de Covid-19, las corporaciones del agronegocio siguen sus actividades, gestando la próxima pandemia, que podría incluso ocurrir mientras la actual sigue activa. Ante esto hace un llamado a terminar con este sistema agroalimentario absurdo y dañino, que solamente beneficia a las corporaciones., es el principal factor de cambio climático y pese a utilizar de 70 a 80 por ciento de la tierra, agua y combustibles de uso agrícola, sólo alimentan a 30 por ciento de la población mundial

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario