Paraguayos y paraguayas en Francia se solidarizan con presos de Curuguaty

Además condenan la actitud del Estado, que no garantizó un debido proceso de investigación fiscal y judicial. Encima vuelve a criminalizar a los afectados y afectadas al imputar a familiares de víctimas. Hacen un llamado a la ciudadanía a movilizarse para que se haga justicia en el caso.

A continuación se puede leer el comunicado del “Collectiv Paraguay”:

“COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

PARAGUAYOS DE FRANCIA SE SOLIDARIZAN CON VÍCTIMAS DE
LA MASACRE DE CURUGUATY

París, 25 de febrero de 2014

A 12 mil kilómetros de distancia de nuestra tierra, los paraguayos y paraguayas residentes en la República
francesa organizados en el Colectivo Paraguay, nos dirigimos a nuestros compatriotas en el territorio nacional y a
la diáspora paraguaya en el exterior, a las autoridades nacionales y a la opinión pública internacional, para
expresar cuanto sigue:
– Nuestra indignación ante la más absoluta impunidad que sigue reinando en torno a lo ocurrido el 15 de
junio de 2012, en el caso conocido como la masacre de Marina Kue en Curuguaty, en donde perdieron la
vida 17 compatriotas (11 campesinos y 6 miembros de la policía).

– El proceso judicial que debería esclarecer este caso adolece de vicios que cuestionan gravemente el
derecho al debido proceso y a un juicio justo de las personas encausadas (todas ellas campesinas). Estos
vicios e incluso violaciones del derecho procesal, fueron denunciados con argumentos y pruebas factuales
por diferentes organismos de defensa de los derechos humanos tanto del Paraguay como a nivel
internacional, sin que hasta ahora ninguna instancia del Estado paraguayo las tome en cuenta.

– El Estado Paraguayo y el actual gobierno, de esta forma, sigue haciendo oídos sordos a las
recomendaciones del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que en sus observaciones
finales sobre el tercer informe periódico de Paraguay aprobadas por el Comité en su 107o período durante
las sesiones del 11 al 28 de marzo de 2013, expresaba cuanto sigue:
“El Comité está preocupado por las alegaciones de importantes irregularidades en el accionar del Ministerio
Público, la judicatura, y las fuerzas de seguridad con ocasión del allanamiento en Curuguaty en junio del 2012. En
particular, el Comité está preocupado por la información recibida que demuestra falta de imparcialidad e
independencia en los procesos de investigación desarrollados (art. 6, 7, 14).

El Estado parte debe asegurar la investigación inmediata, independiente e imparcial de la muerte de 17
personas con ocasión del allanamiento de Curuguaty el 15 de junio de 2012, así como de todos los
hechos vinculados que han sido denunciados por las víctimas, en particular torturas, detenciones
arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales y posibles violaciones del debido proceso, incluyendo en el caso
del adolescente condenado y de las dos mujeres en estado avanzado de embarazo en prisión
preventiva.”(1)

Dicha recomendación de la más importante instancia de defensa de derechos humanos a nivel
internacional, sigue siendo letra muerta para el Estado paraguayo. Es más, hasta ahora las autoridades
judiciales y las más altas esferas del poder político del país, antes que acatar las recomendaciones del
Comité, refuerzan la criminalización de las víctimas de esta masacre. En ese sentido entendemos el
procesamiento de los dirigentes y líderes de la asociación de familiares de las víctimas, Martina Paredes y
Darío Acosta, que fueron imputados por invasión de inmueble, luego de haber realizado un acto simbólico
cultivando el campo en el que fueron asesinados sus familiares.
Cinco de los procesados en esta causa y que se exponen a largas penas de prisión, hoy 24 de febrero de
2014, cumplen 11 días de huelga de hambre en protesta por este proceso judicial que califican de farsa y
afrenta a la justicia. Queremos expresar nuestra solidaridad con Felipe Benítez Balmori, Adalberto Castro,
Néstor Castro, Rubén Villalba y Arnaldo Quintana y hacemos responsables al Estado Paraguayo y al
actual gobierno de la integridad y la vida de estas personas.

– Por último, queremos llamar a la ciudadanía honesta, a las organizaciones sociales y ciudadanas del país
y a nivel internacional a redoblar la movilización para que se haga justicia, se esclarezca lo ocurrido, se
castigue a los culpables y que cese la represión y la violencia sobre las comunidades campesinas e
indígenas del Paraguay.

– Un Paraguay con justicia social, con respeto a los derechos humanos y con democracia plena es posible y
las paraguayas y paraguayos en el exterior también ofrecemos nuestro aporte y nuestro trabajo para que
sea realidad.

Sitio Web: http://collectifparaguay.org
Página Oficial Facebook: https://www.facebook.com/collectifparaguay
Email de contacto: contact@collectifparaguay.org

CITA:
(1) http://tbinternet.ohchr.org/_layouts/treatybodyexternal/Download.aspx?symbolno=CCPR/C/PRY/CO/3&Lang=Sp
FOTO: elciudadano.cl

Comentarios

comentarios