Poblaciones de Ñeembucú pedirán a la SEAM que no renueve licencia ambiental a arrocera

La empresa Villa Oliva Rice afecta a la población con canalizaciones que inundan la ruta Villeta-Alberdi, aseguran. Las familias, junto con senadores del Frente Guasu, evalúan realizar una audiencia pública o pedir reunión con el titular de la Secretaría del Ambiente(SEAM).

 

 

 

Asunción, 17 de junio(BASE IS)- Esta mañana familias pobladoras de ciudades como Villa Oliva, Alberdi y Pilar se reunieron con autoridades locales y nacionales para debatir las medidas a tomar, debido a que la empresa arrocera sigue afectándolas con sus trabajos, explicaron.

Raúl Genes, presidente de la Asociación de Pescadores Unidos de Villa Oliva, explicó a Base Investigaciones Sociales que en los últimos 15 días la empresa inundó la ruta principal con las cuatro canalizaciones que hizo y con la caída de puentes, en la zona llamada Zanjita, a siete kilómetros de la ciudad de Villa Oliva.

Esta situación, dijo, afecta a la población en su circulación, incluyendo a estudiantes que se desplazan para llegar a sus instituciones educativas.

Resumió que las personas presentes en la audiencia de esta mañana se reafirmaron en exigir a la Secretaría del Ambiente(SEAM) la no renovación de la licencia ambiental a la empresa Villa Oliva Rise, hasta tanto regularice las condiciones de los trabajos en la zona.

Además de la población afectada, estuvieron presentes instituciones ambientalistas, concejales locales y la senadora Esperanza Martínez (Frente Guasu). En comunicación telefónica, ésta explicó que en los próximos días tiene la tarea de analizar con su bancada la posibilidad de convocar a una audiencia pública o pedir una entrevista al ministro de la SEAM, Rolando De Barros Barreto.

En esos espacios las poblaciones exigirán la no renovación de la licencia con que hoy goza la empresa, pero que vence en agosto. “Se pedirá la no renovación y si es posible el cese de las acciones de embalse y canalizaciones de la empresa y la revisión de la licencia”, dijo la legisladora.

También se evalúa un escenario, a mediano plazo, de presentar en el Congreso una ley que declare patrimonio del país a los humedales de la zona y así protegerlos.

A principios de este año las poblaciones de las ciudades asentadas en lo que se llama Ñe’embucú Norte despertaron su preocupación luego de mortandad en peces y ciervos del pantano, que vincularon a los trabajos de la empresa.

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario