Precios de los alimentos aumentan a causa de la dependencia alimentaria y la falta de políticas públicas.

Asunción 17 de setiembre 2021 (BASE-IS) El aumento del precio de los alimentos es uno de los temas que mayor preocupación causa a la ciudadanía, los sectores medios y bajos de la población son los que mas sufren por estas subas ya que la mayor parte de sus ingresos apuntan al rubro alimenticio. La enorme dependencia de la importación de alimentos, tanto en estado natural como procesados, y la falta de políticas públicas en materia de derecho a la alimentación son elementos centrales para comprender porqué suben los precios.

Días atrás el Diario Última Hora publicaba un informe basado en informaciones recabadas por la Secretaría de Defensa del Consumidor que reflejaba que la mayor parte de los productos alimenticios de la canasta básica familiar habían tenido aumentos de entre el 20 y el 40% en el último año. El gasto en alimentos ocupa un gran porcentaje de los ingresos de las familias paraguayas, principalmente en aquellas del sector medio y bajo de la población, por lo que la suba de los mismos impacta fuertemente en la economía familiar.

Según la economista e investigadora de BASE-IS, Sarah Zevaco, existen varios elementos que explican el aumento acelerado de los precios de los productos alimentarios, uno de los principales guarda relación con la gran dependencia a la importación de alimentos, tanto en estado natural como aquellos productos procesados, que tiene nuestro país. En el libro ¿De dónde viene lo que comemos? Zevaco indica que “El modelo de consumo está a la imagen del modelo de producción: dependiente del capital, tecnologizado, no seguro en términos sanitarios y, finalmente, dependiente del mercado internacional y las grandes corporaciones, y directamente vinculado al uso de la tierra agrícola, destinada en un 94% a rubros del agronegocio, al tiempo para que los rubros de la agricultura campesina se destina apenas un 6%”.

La lógica extractivista del uso de la tierra, basado principalmente en la producción de commodities para la exportación hace que cada vez sea menor el territorio cultivado que se destina a la producción de alimentos para el mercado local. A esto se suman otras causales que impactan en el precio de los alimentos.

En este sentido, la crisis climática aporta dos situaciones que impactan directamente en el precio de los alimentos, la sequía ha significado una importante merma en la producción de alimentos estacionales, afectando particularmente a los productores pequeños y medianos del rubro de hortalizas y otros que requieren de riego abundante. Además la histórica bajante de los principales Ríos, implican un aumento del costo del flete para los productos importados, lo que impacta directamente en el precio final al consumidor, explica la investigadora.

“El mercado internacional y las prácticas especulativas también forman parte de los fenómenos que impactan en el costo de los alimentos; por ejemplo en el caso de la carne vacuna y otras, a pesar de ser producidas en el país sus precios no se fijan a nivel nacional, al contrario, al estar prácticamente la totalidad de la producción controlada por los grandes frigoríficos y con un destino final de exportación el precio es fijado a nivel del mercado internacional quedando a merced de la especulación de los frigoríficos y capitales internacionales” añade.

Otra situación se da con las verduras, frutas y hortalizas, muchos de estas son producidas por agricultores paraguayos, los mismos reclaman permanentemente la falta de precios para sus productos y la imposibilidad de acceder a mercados, ¿qué pasa entonces que los mercados los precios aumentan? Los grandes acopiadores acumulan enormes cantidades de productos nacionales, e incluso ingresados de contrabando, con la finalidad de tener suficiente volumen que le permita especular sobre los precios pagando lo mínimo al pequeño productor y aumentando el porcentaje de ganancia recargando el precio final al consumidor.

Ante este complejo escenario la intervención estatal es fundamental explica Zevaco, con la finalidad de asegurar derechos consagrados en la Constitución Nacional y proteger e impulsar la producción nacional a través de modalidades de control del contrabando y de las importaciones. «Asimismo, habilitando mayores espacios de comercialización de la producción campesina con una promoción fuerte de los productos nacionales campesinos de calidad en el mercado. Estas modalidades de intervención fueron desarrolladas en distintos niveles en otros países de América Latina, sin embargo, hasta ahora, el Estado paraguayo viene optando por apoyar el agronegocio».

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario