Un asentamiento campesino que cumple el papel del Estado en Paraguay

Ante el abandono, la comunidad Primero de Marzo agenció los derechos elementales de 320 familias agricultoras.Allí viven más de 300 familias-al menos 1500 personas- campesinas que se establecieron sobre 4.500 hectáreas de tierras y extendieron los servicios de agua, electrificación, escuela, puesto de salud, radio, caminos, oportunidades de trabajo, asistencia productiva a las familias, almacenes de consumo y distribución de tierra. POR: Jorge González, mayo de 2016

DESCARGAR EL INFORME EN PDF 

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario