Recrudece conflicto por la tierra a nivel nacional

Asunción 29 de junio 2022 (BASE-IS) El violento desalojo contra un centenar de campesinos que reclamaban la recuperación de las tierras malhabidas del Distrito de Tembiapora, Departamento de Caaguazú, es un nuevo hecho represivo en el marco de la lucha por la tierra en Paraguay. La violencia estatal en Tembiapora dejó campesinos heridos, además de una decena de detenidos, entre ellas nueve mujeres campesinas; este hecho se suma al asesinato de un joven dirigente campesino ocurrido semanas atrás en Itapúa y a las violentas actitudes de colonos sojeros que intentan impedir a comunidades indígenas su derecho al territorio, situaciones que muestran un recrudecimiento del conflicto por la tierra en las últimas semanas.

Las tierras reclamadas por los campesinos son 730 hectáreas conocidas como Zavala Kue, que según denuncian los labriegos forman parte de las más de 8 millones de hectáreas de tierras malhabidas existentes en el país. La Federación Nacional Campesina, repudió el procedimiento policial y señaló que las tierras se encuentran irregularmente en manos de una empresa denominada Cerealista Campo 9 propiedad de Ernie Hildebrand.

La FNC realizó hoy una serie de mitines en la capital y en diferentes regiones del país exigiendo la liberación de los detenidos, entre ellos una madre en periodo de lactancia que fue separada de su bebé. “Vamos a continuar con la lucha por la tierra, por la recuperación de las tierras malhabidas de Zavala Cue” indicó Marcial Gómez, Secretario General Adjunto de la organización durante el mitín realizado frente al Ministerio del Interior, en Asunción y reclamó que la única respuesta por parte del Estado para el campesinado sea la represión, mientras no existe ninguna política para la recuperación de las tierras malhabidas.

Durante el corriente mes se ha notado un aumento importante de los conflictos vinculados a la tenencia de la tierra, el 15 de junio pasado fue asesinado por la Policía Nacional durante un desalojo, Edgar Centurión, un joven productor campesino de solo 29 años que formaba parte del Asentamiento 1 de Mayo en Edelira, Departamento de Itapúa. Centurión fue el 127° campesino asesinado en el marco de la lucha por la tierra en el país, el desalojo buscaba favorecer a la Agroganadera Kuma S.A. que intenta apropiarse de las tierras para la producción de soja transgénica.

Territorio Indígena

También durante el presente mes se dieron permanentes amenazas contra comunidades indígenas que reclaman sus derechos territoriales, la Comunidad Hugua Po’i, ubicada en Caaguazú, sufrió dos intentos de desalojos, que buscaban favorecer a la empresa Tres Palmas, de sojeros menonitas que buscan expulsar de su territorio ancestral a la mencionada comunidad perteneciente al Pueblo Mbya Guarani. Estos intentos de desahucio se frenaron mediante la acción organizada de la comunidad y el apoyo de Organizaciones Sociales y de Derechos Humanos.

Por su parte la comunidad Ka’a Poty, del Pueblo Ava Guaraní, ubicada en Itakyry, Alto Paraná, logró retornar a sus tierras tras más de 7 meses de acampar en la Plaza de Armas de la Capital, sin embargo, fueron recibidos con amenazas y ataques de sojeros brasileños, que también atacaron a una comitiva oficial del Parlamento que intentó llegar a la comunidad a fin de realizar un relevamiento de información y brindar asistencia humanitaria. Los colonos brasileños buscan desalojar por tercera vez a la comunidad del territorio que ocupan y que está registrado a favor del Instituto Paraguayo del Indígena.

Esta serie de situaciones muestran un recrudecimiento del conflicto por la tenencia de la tierra en el país con una de las más altas tazas de concentración de tierras en pocas manos a nivel regional. También se ha dado una escalada represiva y de criminalización hacia luchadores campesinos, en contrapartida no se han aplicado políticas públicas que tiendan a la redistribución de la tierra, el fortalecimiento de la agricultura campesina, la soberanía alimentaria y la mitigación de los impactos de la Crisis Climática

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario