Stronismo y continuismo climático

Asunción 5 de febrero 2020 (BASE-IS) Al cumplirse 32 años de la caída de la tiranía de Alfredo Stroessner, el reportaje “Stronismo Climático” recupera una serie de decisiones políticas que influyeron, e influyen hasta hoy, en el deterioro del ambiente y la profundización de la crisis climática que nos afecta. Para profundizar sobre la implicancia del “stronismo climático” dialogamos con los investigadores Lis García y Guillermo Achucarrro,quienes junto al periodista Maximiliano Manzonni dieron vida al reportaje publicado por El Surtidor.

“Para poder comprender la actual crisis ecológica que estamos atravesando y que tiene consecuencias en nuestra vida cotidiana, como la larga sequía que tuvimos el año pasado y las terribles tormentas que estamos teniendo en estos días, es muy importante visibilizar que esto se vincula directamente con el modelo de producción y consumo en que el país está inserto” señala la investigadora Lis García. La inserción del Paraguay al sistema capitalista global se basa en el extractivismo, la exportación de materia prima “que en este momento histórico se da principalmente con la producción de soja, y otros productos del complejo sojero (maíz,trigo) y carne para la exportación, y para comprender cómo llegamos a eso es importante revisar la historia, por eso hablamos de “stronismo climático” agrega.

Guillermo Achucarro, Ingeniero Ambiental e Investigador, señala que el trabajo se basa en un inventario de gases de efecto invernadero, como línea de tiempo, “para ir mostrando las acciones y decisiones en el ambito político, económico, de violación de Derechos Humanos, de la dictadura que llevaron a que la crisis climática sea lo que es en la actualidad”. El investigador indica que la dictadura sentó las bases para la imposición del modelo extractivista y del agronegocio en Paraguay y que políticas similares continuaron en los gobiernos de la post-dictadura, donde siguió gobernando el Partido Colorado, que fuera sostén de Alfredo Stroessner. 

Según datos oficiales Paraguay es uno de los países con mayor aporte de gases de efecto invernadero por habitante y también uno de los países más vulnerables a los efectos del cambio climático. La emisión de gases de efecto invernadero está principalmente vinculada a la deforestación para la extensión de la frontera agrícola, es decir del agronegocio. 

“Las condiciones actuales no se pueden entender sin hacer un análisis del momento en que este modelo se impone, en la década de los 70, que es cuando se impone el agronegocio, en el marco de dictaduras cívico militares, y con una fuerte influencia de los EEUU en la región” señalan los investigadores. Al mismo tiempo el modelo se impone mediante la profundización de la estructura latifundista de la tierra que realiza la dictadura mediante la entrega de cerca de ocho millones de hectáreas de tierras, que debían ser destinadas a la Reforma Agraria, a personeros y amigos del régimen, son las que hoy conocemos como tierras malhabidas, indican. 

“Hoy esa estructura latifundiaria y las tierras malhabidas siguen siendo un elemento fundamental del principal conflicto social y político que tenemos, el conflicto por la tierra. Por eso la lucha ambiental y la lucha social están fuertemente vinculadas, hoy la lucha por la recuperación de las tierras malhabidas, es la lucha contra la crisis climática” concluyen.

 

Te invitamos a leer el reportaje “Stronismo Climático”

El estronismo climático que no nos deja respirar

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario