“Sumario a los abogados del caso Curuguaty es para intimidarlos”

En un comunicado la Articulación Curuguaty condena que la Corte Suprema de Paraguay haya amonestado a los mismos. Afirma que esta situación vulnera aún más el derecho a la defensa que tienen los acusados y acusadas, y el derecho a la expresión y de ejercer su oficio de todos los abogados del país. Aquí el comunicado:


“COMUNICADO PÚBLICO

EN DEFENSA DE LA DEFENSA DE MARINAKUE

La mañana del viernes pasado (12 de diciembre de 2014), los abogados Vicente Morales y Guillermo Ferreiro fueron oficialmente notificados del sumario al que están siendo sometidos por decisión de la Corte Suprema de Justicia del Paraguay. Tienen exactamente nueve (9) días para defenderse de una acusación que sólo han conocido ese día.

La acusación es por las actuaciones que ellos han realizado en su calidad de defensores de los acusados y acusadas por Marinakue. La defensa efectuada por Vicente Morales y Guillermo Ferreiro ha sido catalogada por referentes de la sociedad civil paraguaya como eficaz, profesional y seria.

La actuación de esta defensa ha debido superar no sólo la parcialidad e inobjetividad con que la Fiscalía ha tratado el caso, tanto en la investigación como la acusación, sino también el ambiente colaborativo con la Fiscalía que los distintos jueces y tribunales han tenido en el transcurso del proceso judicial sobre la Masacre de Marinakue. Todo esto en un ambiente mediático que en un principio sólo hacía eco a las opiniones de la Fiscalía.

Pareciera que a la Corte Suprema no le agrada que se demuestre que la verdad no está en manos de la Fiscalía y menos le agrada aún que la prensa se haga cargo de dudar de las versiones fiscales.

Evidentemente,este ataque tiene por objeto mermar las posibilidades de defensa que tienen las personas sometidas a este proceso judicial, ya que de un modo explícito se viola el derecho de los procesados a una defensa profesional, así como se intimida a la defensa para impedir su actuación autónoma.

Esto en un escenario en el cual justamente los abogados no tienen herramientas para intervenir en el caso puesto que se está a la espera de un juicio oral que fue postergado del día 17 de noviembre de 2014 – fecha para la cual estaba inicialmente programado- hasta el día 24 de junio de 2015.

Los abogados Morales y Ferreiro serán sancionados (de prosperar esta amenaza) por las actuaciones que han realizado como defensa en la causa de Curuguaty. Entre estas actuaciones, hay algunas catalogadas por la Corte Suprema de Justicia como ‘incidentes dilatorios’.

Lo manifiestamente aberrante de esta acusación es que como mencionamos arriba, el juicio oral por esta causa debió realizarse el 17 de noviembre de 2014. Fue la propia justicia paraguaya, una actuación de la justicia paraguaya, que suspendió y fijó una nueva fecha de inicio para el mes de junio de 2015.

Suspendieron el juicio por razones administrativas, si es que el argumento que dieron para suspender se puede considerar una «razón»; fijaron una nueva fecha de realización del juicio para ocho meses más tarde y se pretende sancionar a los defensores por «dilatar»el proceso. Si no fuese real y trágico esto que está pasando, sería ridículo.

La Corte Suprema de Justicia llevó a cabo una investigación a pedido de la jueza Janine Ríos,( quien fue acusada durante su desempeño de «enemistad manifiesta» contra la defensa) desde el fin de la audiencia pública del caso Curuguaty, hecho que ocurrió en el mes de agosto de 2013.

A esa investigación no tuvo acceso la defensa hasta hoy, fecha en la cual se les notifica oficialmente que tienen apenas 9 días para defenderse de una acusación que se viene construyendo durante meses

El trabajo de los abogados de la defensa, de cualquier defensa, es cuestionar e impugnar lo que consideran irregular o ilegal en el proceso, el trabajo de un juez es “resolver” estas actuaciones (en este caso, todas las resoluciones fueron negativas para la defensa), pero no puede denunciar un exceso de incidencias, dado que el trabajo del defensor consiste única y puramente en eso: cuestionar lo que considera que está mal incorporado a la causa.

¿O es que se espera que los defensores concurran a una parodia (una simulación de juicio), mantenerse callados, para que sus representados sean condenados sin que nadie cuestione las irregularidades procesales, todas previstas claramente en la Ley?

Creemos que hay que actuar de una manera clara, firme y contundente en apoyo de los abogados Vicente Morales y Guillermo Ferreiro, del derecho a una defensa activa y eficiente de los y las acusadas de Marinakue, del derecho a la defensa en general, que este procedimiento administrativo y parajudicial que lleva adelante la Corte Suprema de Justicia del Paraguay viene a poner en entredicho.

Puesto que por más que se trate de la defensa de un caso emblemático como es la Masacre de Marinakue, se enmarca en una política de la CSJ para coartar la libertad de expresión y de actuación de los abogados en Paraguay, en especial de quienes llevan causas que les enfrentan a fiscales.

Desde la Articulación por Curuguaty llamamos a defender el derecho, el derecho a defenderse y la libertad de expresión que esta agresión contra la defensa de los y las procesadas en el caso de la Masacre de Marinakue, disfrazada de procedimiento legal, viene a poner en jaque por la vía de la intimidación administrativa.

Articulación x Curuguaty

14 de diciembre de 2014

Más info:

Cristina Coronel 0981516033

Pelao Carvallo 0961 102544

Diana Rivarola 0981 363695”


FOTO: Vicente Morales, María Del Carmen Morales y Guillermo Ferreiro: Base Is.

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario