Tierra y fin de los desalojos, ejes centrales de la movilización por Día de los Derechos Humanos

Asunción 7 de diciembre 2021 (BASE-IS) El 10 de diciembre se conmemora a nivel global el día Internacional de los Derechos Humanos, en este año el movimiento social paraguayo saldrá a las calles en esta fecha para exigir el fin de los desalojos violentos contra comunidades indígenas y campesinas, reclamando que se garantice el derecho a la tierra de las mismas. Al mismo tiempo crece el rechazo a la criminalizadora Ley Zavala Riera que ya dejó 11 desalojos y más de tres mil personas afectadas en sólo dos meses.

La movilización prevista para el viernes 10 de diciembre se prevé será una de las más importantes realizadas por el movimiento social organizado en este 2021, las agrupaciones campesinas han señalado que delegaciones de todo el país llegarán a la capital para marchar expresando su repudio a las políticas gubernamentales que han agudizado la violencia contra las comunidades rurales. “Vamos a llegar hasta la Fiscalía General y hasta el Ministerio del Interior, dos de las instituciones que están siendo utilizadas para atacar con los desalojos a las comunidades campesinas e indígenas, están siendo utilizadas para favorecer a grandes latifundistas, a sojeros” manifestó Marcial Gómez, dirigente de la Federación Nacional Campesina.

La ola de desalojos desatada en el campo tras la aprobación de la Ley que aumenta las penas a las ocupaciones de tierras ha dejado huellas profundas en el campo, al menos 3000 personas quedaron en la calle, sin techo y sin tierra. Siete comunidades campesinas y cuatro territorios indígenas fueron desalojados en apenas dos meses, según los datos relevados por el Observatorio de Tierra, Agronegocios y Derechos Humanos de Base Investigaciones Sociales.

La ley de criminalización, conocida como Zavala-Riera, fue impulsada por la bancada del agronegocio en el Senado y consiguió su aprobación en breve tiempo, el Presidente Mario Abdo Benítez promulgó de forma express la normativa a pesar del rechazo de varios sectores sociales. Esta legislación modificó el Código Penal aumentando a 10 años la pena por ocupar tierras, convirtiendo esta medida en un crimen buscando frenar el único método de lucha de las comunidades campesinas e indígenas para acceder al territorio en uno de los países con mayor desigualdad en la tenencia de tierra donde el 2,5% de los propietarios concentran el 85% de las tierras productivas.

La reacción del campesinado fue tomando forma en las ultimas semanas cuando varias comunidades se mantuvieron en movilización permanente a fin de evitar se concreten nuevos desalojos, esta situación se dio en los Departamentos de Caazapá y San Pedro, donde las movilizaciones lograron frenar la avanzada de la violencia que busca despojar de sus tierras a las comunidades para entregarlas a empresas y latifundistas dedicados al agronegocio.

La marcha en la capital se dará en coincidencia con la presentación de un Proyecto de Ley que busca derogar la recientemente aprobada Ley de Criminalización Zavala Riera, esta propuesta fue presentado por legisladores del Frente Guasú y será analizada en las próximas semanas por la Cámara de Senadores. La Iglesia Católica ha señalado también su rechazo a los desalojos y el pedido de derogar la mencionada legislación, lo hizo mediante una carta abierta a los Poderes del Estado, donde llamaban a garantizar el acceso a la tierra de todos los paraguayos.

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario