Un libro con casi 30 años de vigencia

Este mañana se recordó el 4° aniversario del fallecimiento de Tomás Palau, con la re-edición de su libro “Los campesinos, el estado y las empresas en la frontera agrícola”

Asunción, 7 de marzo (BASE IS) Nuestra institución recordó esta mañana en un acto al sociólogo e investigador que fuera nuestro director por muchos años. En el evento se presentaron cuatro libros, uno de ellos centrales en su carrera creativa.

Se trata de “Los campesinos, el estado y las empresas en la frontera agrícola”, un estudio hecho por Palau y María Victoria Heikel en 1987. El trabajo describe el proceso de instalación del actual capitalismo agrario empujado por la soja, el ganado y colonos brasileños, a expensas de las familias campesinas paraguayas.

En la presentación de la re-edición de hoy, Heikel recordó que Tomás solía decir que el impacto de un artículo debería durar un mes, el de un ensayo un año y el de un libro, 10 años.

La re-edición de su trabajo se da luego de 29 años de su presentación original y varios otros de estar agotada la primera edición, con gran vigencia de la reflexión central del material.

Recordó que en aquellos años quisieron realizan un material que registre la realidad pero por sobre todo sirva para movilizar. “Se estudió la interrelación de estos tres actores a la vez”, explicó.

Dijo que hoy en día frente a las facilidades para difundir investigaciones, resalta la necesidad de poner especial cuidado en el contenido, tomarse el tiempo para investigar y generar propuestas transformadoras, de lo contrario es posible que termine siendo un trabajo que no trascienda.

Ramón Fógel prologó ambas ediciones de “Los campesinos…”. Esta mañana explicó que la historia del trabajo empieza a fines de los 70’S y principios de los 80’S cuando el Comité de Iglesias(CIPAE) convoca a un grupo de personas para investigar lo que estaba viviendo el campesinado.

Dijo que si por un lado el CIPAE asistía legalmente a muchos presos y presas políticos, muchos de ellos campesinos, también quería investigar lo que pasaba socialmente con las familias agrícolas en el país.

Explicó que Palau tenía la idea de que había que investigar lo que estaba pasando a los campesinos, como parte de los crímenes de la dictadura.

Fógel mencionó que el trabajo logra registrar la aparición de nuevos actores territoriales, como las empresas o los colonos brasileños, en uno de los pocos casos en que los inmigrantes -los colonos brasileños- discriminan a los locales, con el apoyo del Estado local.

Dijo que dentro de este proceso de tecnificación de la agricultura aparece en Paraguay el trabajo campesino asalariado, como parte de la acumulación del capital agrícola. “Cuando eso aún se necesitaba fuerza de trabajo, hoy en día ya no, solo tierras se necesita”, dijo en relación a la lógica de explotación agrícola actual.

Para él, el libro es de lectura obligada para entender el desarrollo del capitalismo agrario en el país y su alcance actual.

Otros tres libros se presentaron

Además se presentaron tres trabajos más en el evento de esta mañana: “Pensamiento Crítico en el Paraguay: Memoria del ciclo de conversatorios 2015”, “Tereré Jere: Alternativas a la sociedad paraguaya actual” y “Hacia la construcción de la soberanía alimentaria”.

Guillermo Ortega explicó sobre “Pensamiento Crítico…» que es la sistematización del segundo año de conversatorios donde se habla de la vida de referentes cuyos aportes democratizaron las ideas en el país.

Luis Rojas dijo que “Tereré Jere” dialogó con personas de distintos sectores para encontrar juntos alternativas a la actual sociedad paraguaya en los distintos ámbitos de ella, como la economía, la cultura, la educación, la comunicación y otras relaciones humanas.

Marielle Palau dijo que “Hacia la construcción…”logró sistematizar experiencias de soberanía alimentaria de Paraguay y Argentina, particularmente de organizaciones vinculadas a La CLOC Vía Campesina(Conamuri, OLT y FNC).

Dijo que en el trabajo, que escribió junto con la argentina Patricia Agosto, se basaron en el concepto que La Vía Campesina trabaja desde hace años. En él la alimentación no implica solamente comer, sino va más allá, tiene que ver también con semillas, tierras, agua, comunicación, relaciones de poder…

Estos cuatro materiales se pueden retirar de las oficinas de Base Investigaciones Sociales (Ayolas 807 esquina Humaitá) dejando un aporte voluntario o descargar desde mañana las versiones en digital.

FOTO: María Victoria Heikel y Ramón Fógel durante la presentación.


MÁS INFORMACIONES: Luis Rojas, 595 21 451 217

Comentarios

comentarios

Dejá un comentario